El cielo sigue girando

22 May

Cuantas más veces veo el documental sobre Aldealseñor en la provincia de Soria, dirigido por Mercedes Álvarez, más me gusta y me enternece. El documental como ya sabéis cuenta la historia de una pequeña aldea soriana que tan sólo tiene 14 habitantes, supongo que en invierno, ya que en 2011 tenía 47 censados.

Soria cuenta con una gran despoblación desde la gran migración de los años 60 y 70  a las ciudades.

Aquí os dejo el trailer del documental:

El cielo gira

Cuánto podemos aprender de estas personas, ellos viven a su ritmo y ven pasar los años esperando su fin, pero sin dramatizar, simplemente esperan. Los actores son personas que viven en el pueblo, solamente cuentan lo que hacen, sus recuerdos y vivencias, da gusto oírles hablar.

 

 

Aldealseñor está situado al noreste de la provincia de Soria, el municipio pertenece a la Comarca de El Valle. Su distancia de la capital es de unos 20 km, y su altitud sobre el nivel del mar es de 1.100 m. Tiene dos zonas bien delimitadas, una la llanura, y otra formada por las elevaciones de la Cuesta y Valdelafuente pertenecientes al Sistema Ibérico. Para llegar hasta el pueblo debemos coger la N-234 hasta Soria capital y seguir la carretera que lleva a Almajano, o por la N-111 hasta la capital y seguir la carretera hasta Almajano.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Blanca de origen medieval, pero modificada en el siglo XVI. Conserva el estilo románico en la cabecera y en la portada. En el interior se encuentra el panteón de la familia Salcedo de época renacentista. Torre-Palacio de los Salcedo, edificada a finales del  XVI. Al lado del palacio hay una ermita consagrada a San José.

Aldealseñor remonta su pasado histórico hasa la época visigótica y vivió su máxima época de esplendor entre los siglos XV, XVI y XVII gracias a la Mesta. El nombre viene de la contracción de Aldea del Señor de la Casa y Torre de los Salcedo. Por el pueblo se pueden encontrar varias casas señoriales debido a la influencia de la Mesta.

Anuncios

La extracción de la resina

2 May

En el municipio de Espeja de San Marcelino se extiende una gran masa de pinos resineros (pinos negrales o Pinus Pinaster). Actualmente no se realiza esta recogida pero se estuvo realizando hasta finales de los años 70 cuando los derivados del petróleo desbancaron a la resina. La resina daba trabajo no sólo a la gente del pueblo sino también a otros habitantes de los pueblos de los alrededores. La resina era muy valorada por sus propiedades químicas y los productos que de ella se derivaban: barnices, adhesivos y aditivos alimenticios, así como su uso en la fabricación de perfumes o incienso.

Actualmente se está intentando recuperar el aprovechamiento resinero de nuestros pinares, para ello se están dando una serie de cursillos (en Espejón y Valdenebro) a varias personas. Estos cursillos son impartidos por la Asociación Tierras Sorianas del Cid en colaboración con CESEFOR. La financiación corre a cargo de LEADERCAL.

 

(Foto de Siempremolinicos. Wikipedia)

 

La Asociación Tierras Sorianas del Cid participa en el proyecto “Proyecto de Cooperación de Resina y Biomasa” (Investigación aplicada a la valorización de los recursos forestales: resina y biomasa), es un proyecto de cooperación que subvenciona el Ministerio de Medio Ambiente y Rural y Marino. Hay un libro muy interesante sobre “La Resina: Herramienta de conservación de nuestros pinares” editado por Cesefor.

La resina es una sustancia que producen sobre todo las coníferas (abetos y pinos) y que fluye al exterior cuando se realizan cortes en la madera. Surge del pino en forma de pequeñas gotas y es muy pegagosa, su olor es muy intenso. Cuando llega a las fábricas para ser destilada se obtiene aguarrás y colofonia y subproducto se obtiene brea o pez.

http://youtu.be/-MAYwOGKzMc

Covaleda: Semana Cultural La Carretería

14 Abr

Los refranes correspondientes a este mes son los siguientes:

Si el pecurillo no viene para mediados de abril, se ha muerto, se ha casado o no le dejan venir.

En abril, la flor empieza a salir.

El pueblo de Covaleda (Soria) celebra la Semana Cultural “La Carretería” del 13 al 22 de abril incluído. Entre la programación encontramos: teatro, conferencias, exposiciones, juegos tradicionales y concierto de la banda municipal. 

Covaleda está situado al noroeste de la provincia de Soria entre las estribaciones de la Sierra de Urbión al norte y la Sierra de Resomo al sur. Pertenece a la Comarca de Pinares Altos. El municipio limita al Norte con la Comunidad de La Rioja (Viniegra), al Sur con  los términos de Salduero y Molinos de Duero, al Este con el término de Vinuesa y al Oeste con el término de Duruelo de la Sierra. Su altura sobre el nivel del mar es de 1.214 m. y su distancia a la capital de la provincia es de 41 km. El río Duero atraviesa el municipio de noroeste a sureste. El pico más alto es el Pico de Urbión a 2.229 m. Para llegar a Covaleda desde Soria, debemos coger la N 234 dirección Burgos y al llegar a Abejar tomaremos la carretera SO 840 hasta Molinos de Duero y por la CL 117 hasta Covaleda. Desde Burgos tomaremos la N 234 dirección Soria y en Salas de los Infantes tomaremos la CL 117 hasta Covaleda.

Aquí os dejo un bonito vídeo de la naturaleza de Covaleda y su Pino del Rey (Ver Soriatv):

Pino del Rey

Los primeros pobladores de la zona datan de la Edad del Bronce y se establecieron en refugios naturales en la Sierra de Urbión. En el Paraje de Becedo, al realizar el acondicionamiento de una pista forestal, aparecieron varias Hachas de Apéndice y Talón, que actualmente se encuentran en el Museo Numantino de Soria. También cerca del Paraje Paso de los Arrieros podemos encontrar vestigios antiguos, como el Muro Ciclópeo de los siglos IV al III a. C. Los romanos también dejaron sus construcciones (tramos de Calzada Romana, cerca del Paraje del Pozo San Millán). De la Alta Edad Media encontramos restos de Tumbas Antropomórficas (S. VIII al X) en la Necrópolis del Pozo San Millán, Necrópolis del  Onsar de Pedro García y Necrópolis de la Cuerda los Morales. El Puente románico de Santo Domingo ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es del siglo XII y fue muy utilizado por la Hermandad de Carreteros de Burgos-Soria. Está situado cerca del municipio de Duruelo de la Sierra.

 Vista de Covaleda y Duruelo desde el mirador de Castroviejo

En cuanto a los monumentos cabe destacar:

El Puente de Soria declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de  Monumento, es del siglo XVII y está situado en el antiguo camino a Soria, fue muy utilizado por la Carretería. El rey Alfonso X concedió a Covaleda la Carta Puebla en la que reconocía el poder comunal del monte a sus habitantes. Fue ratificada por los reyes hasta Felipe II.

Iglesia de San Quirico y Santa Julita: puedo haber sido construida sobre una iglesia románica anterior. Es del siglo XVII y el estilo es gótico tardío. Conserva una pila bautismal de traza románica y un arco conopial del siglo XV.

Ermita de la Virgen del Campo, de los siglos XVII y XVIII. Fue comprada por los covaledenses a los monjes benitos de Oña.

Ermita de San Cristobal del año 1975.

  Vista de las lagunas desde el Urbión

En cuanto a los edificios civiles son de destacar el Ayuntamiento, la Casa de Cultura, Polideportivo, Antiguas Escuelas, Antiguo Colegio, etc. El pueblo no conserva destacables edificios de arquitectura tradicional, debido al incendio que sufrió en el año 1923 y que se llevó gran número de casas. Desde Covaleda se pueden realizar diferentes Rutas (Ruta por las Cuevas del Tío Melitón, Ruta por el Duero, Ruta por las Lagunas Glaciares y Urbión, Ruta hacia el Pico de Urbión, Ruta por la Necrópolis, etc).

Los paisajes desde los diferente miradores situados en diferentes refugios (Cueva Mujeres, del Pico, de las Tres fuentes, y de la Piedra Andadera) son maravillosos. No dejéis de visitar este bonito pueblo de la zona de pinares.

Semana Santa en Alcoba de la Torre

21 Mar

Para este mes de marzo los refranes más adecuados son los siguientes:

De marzo no te fíes que es traidor, tan pronto frío como calor.

Seco marzo, lluvioso mayo.

 

Una buena opción para Semana Santa es acudir el Viernes Santo (6 de abril) al anochecer, a la representación por los vecinos de Alcoba de la Torre de “La Carrera”. Alcoba de la Torre es una localidad situada al noroeste de la provincia de Soria y perteneciente al municipio de Alcubilla de Avellaneda. Para llegar podemos coger la carretera SO 934 en San Leonardo de Yagüe o la BU 934 en  Peñaranda de Duero, Burgos (13 km.).  Está enclavado en la margen derecha del Río Pilde que desemboca en el Duero. La villa fue castigada por Almanzor en el año 985 por sublevarse y casi la destruye en el año 989.

En cuanto a su patrimonio artístico podemos destacar la Iglesia Parroquial de San Román, Ermita de la Virgen de la Soledad. También posee una Fortaleza o castillo con torre cuadrada a la que posteriormente se le añadió un recinto murado con patio interior. Casa de la villa recientemente restaurada. Por Alcoba de la Torre pasa una Vía Romana o Camino de los Moros (es apreciable entre Alcoba y Alcubilla de Avellaneda) y el  Camino del Cid.

 

Fortaleza de Alcoba  de la Torre

 

Iglesia de San Román

 

La Carrera es la tradicional representación de la Pasión  y muerte de Jesucristo en la Cruz. Se celebra al anocher en un escenario natural entorno al Castillo. Todo el entorno está alumbrado con unos potentes focos. Este año ya van por la XVI edición. Los primeros datos de la Carrera se remontan a 1908, dejó de celebrarse en 1936 con el estallido de la Guerra Civil, volvió entre 1945 y 1955,  y tras un paréntesis de 42 años se volvió a recuperar con mucho esfuerzo y tesón (1997) por los vecinos de la localidad. El texto fue recuperado por la Asociación  Cultural el Castillo. En la escenificación teatralizada, participan un centenar de personas de la localidad (personas que viven normalmente en el pueblo y otras que tienen lazos allí). Se hacen dos grandes hogueras y los actores van ataviados con vestidos de la época.

 

 

La Carrera comienza en el Castillo y acaba con la crucifixión en las Eras. Está formada por seis cuadros: el primero en el Huerto de Getsemaní, el segundo en Casa de Anás, el tercero ante Pilatos, el cuarto es el Camino que recorre Jesús hasta el Monte de la Calavera, el quinto representa la Crucifixión de Cristo y el sexto cuadro representa el descendimiento de la Cruz.

 

 

No os olvidéis de que por la noche en Soria suele hacer bastante frío. El escenario natural, la iluminación, los trajes de los actores, las antorchas, todo impone, es una representación hecha con sentimiento. Merece la pena que os acerquéis a este bonito pueblo de la provincia de Soria.

Aquí os dejo una de las puestas de sol más bonitas que he visto (Alcoba de la Torre. Semana Santa 2011).

 

Abejar: Feria de la trufa y la Barrosa

18 Feb

Abejar es un municipio de la provincia de Soria, situado en la parte noroeste de la provincia. Se le denomina la Puerta de Pinares, porque da paso a los Pinares del Urbión y a la cuenca del Duero. En el año 2011 tenía una población de 378 hab. La distancia a la capital es de 29 km., para llegar se debe de coger la N 234 en dirección Burgos o Soria dependiendo de la dirección en la que nos encontremos.

Este fin de semana (18 y 19 de febrero) se celebra en la localidad de Abejar la X Feria de la Trufa, denominada “El Diamante negro”. En los más de 20 stands, los visitantes podrán degustar y comprar tan singular producto. Esta feria es todo un referente, tanto a nivel nacional como internacional, ya que este año contará con la presencia de expertos micólogos y truferos,  procedentes de lugares tan diversos como Portugal o Australia y, también con tres perros truferos venidos de Francia. El Ayuntamiento ha elaborado un programa donde se incluyen ponencias técnicas, conferencias, concurso de perros truferos, cata de trufas, Concurso de la  Mayor Trufa del año, degustaciones  de tapas elaboradas con Trufa Negra, etc.

La Trufa Negra es conocida por el nombre científico de “Tuber melanosporum”, es un hongo comestible que crece bajo tierra, asociado a las raíces de varias especies de árboles como el roble o el avellano. Lo más común es encontrarla asociada a las raíces de la encina. Este hongo es muy apreciado en la cocina actual.

Aquí os dejo un enlace al programa de actividades:

 http://soriaymasnoticias.files.wordpress.com/2012/02/x-feria-trufa-abejar.pdf.

Cartel de la Feria de la Trufa de Abeja. Soria

La provincia de Soria posee grandes masas forestales donde puede crecer la trufa negra, 1.800 hectáreas son de fincas acondicionadas para el cultivo de este hongo. Soria produce más del 30% de la producción nacional de trufa negra y el 5% de la producción internacional.

Abejar también es famosa por la celebración de La Barrosa. Es un ritual que se caracteriza por su carácter carnavelesco y mitológico. Su origen es muy antiguo y suele celebrarse a mediados del mes de febrero. La Barrosa de Abejar está compuesta por un armazón de madera recubierto con tela blanca, en la tela van prendidas unas cintas amarillas, rojas, verdes y azules. En la parte de delante lleva pintada la cara de un toro y unos cuernos que son auténticos. Dentro del armazón se sitúa un mozo al que se denomina barrosero y que lo sostiene sobre sus hombros, su cabeza sobresale por el lomo de la vaca.  Este barrosero y su acompañante van vestidos con trajes blancos, fajín rojo, polainas de cuero negro y un sombrero parecido al cordobés. El martes de carnaval sobre las diez de la noche se producen unos disparos de fogueo para simular la muerte de los mozos, más tarde se les resucita y el día acaba con un baile de disfraces (información tomada de la página del Ayuntamiento de Abejar).

En cuanto a los monumentos de Abejar podemos destacar su Iglesia parroquial consagrada a San Juan Bautista, es del siglo XVI, compuesta por tres naves con interesantes retablos y una pila bautismal románica. A la torre se puede acceder por una escalera de caracol. También es de destacar la Ermita de Nuestra Señora del Camino del siglo XVII y las ruinas de la ermita de Piedrahita. Hay restos de un Castillo medieval. Las casas pinariegas están construidas en piedra y mampostería con chimeneas cónicas, suelen tener dos pisos, el primero está construido en piedra y mampostería y el segundo en adobe o tapial, aunque también se utiliza el ladrillo con vigas de pino cruzadas para asegurar el muro. Aprovechando que las vigas de pino sobresalen en el piso superior se aprovecha para construir un balcón de madera  que la atraviesa de lado a lado.

Un ramal de la Cañada Real Soriana Occidental atraviesa el municipio de Norte a Sur.

Este mes se me olvidaban los refranes:

En febrero, siete capas y un sombrero. Si no llueve en febrero, ni buen pan ni buen centeno

Castroviejo: la ciudad encantada de Soria

28 Ene

En cuanto a los refranes de este mes: Si en enero hay nieblas, en mayo lluvias ciertas. Si hiela bien por enero, mucho llueve por febrero.

Esperemos que se cumplan las previsiones, porque este invierno ha sido uno de los más secos y raros que yo he conocido, necesitamos la lluvia y la nieve para que se acumule el agua en los pantanos y podamos beber este verano.

La ruta que os propongo este mes nos lleva hasta el paraje de Castroviejoen el término municipal de Duruelo de la Sierra. Para llegar debemos coger la N 234 en dirección Burgos o Soria, dependiendo de donde nos encontremos, hasta Abejar y a mano derecha coger un desvío con dirección Molinos de Duero, Salduero, Covaleda y Duruelo de la Sierra. Justo en la entrada de Duruelo y a mano derecha, cogeremos una pista forestal (es apta para vehículos) que tiene una longitud de 7 km., y que transcurre bajo grandes masas de pino albar cruzando varias veces el Río Duero, ya que el nacimiento no queda lejos (está subiendo hacia el nacimiento del Río Duero en los Picos de urbión). Al final de la pista nos encontramos con un gran aparcamiento dotado de las infraestructuras necesarias, fuentes de agua potable, mesas, etc.

Este lugar tiene unas vistas impresionantes, hay un mirador desde donde podemos contemplar el Pico Frentes de Soria, varios pueblos entre los que se encuentran Duruelo, Regumiel, Canicosa de la Sierra y Vilviestre del Pinar, grandes masas de pino albar y praderas, hasta perdernos en la lejanía.

 

Vista desde el Mirador de Castroviejo

Este paraje no es de los más conocidos de la provincia de Soria, pero es un lugar singular y de una belleza increíble, donde el viento, la lluvia, el hielo y la nieve han erosionado las rocas creando formas caprichosas y llenas de encanto. Deja volar tu imaginación y descubrirás las formas  singulares y fantásticas labradas por la naturaleza. El terreno es de roca arenisca y por lo tanto poco permeable, lo que hace que el agua de la lluvia y sobre todo de la nieve baje en pequeños hilos de agua hasta los ríos de Duruelo y de San Leonardo de Yagüe. Este agua está siempre muy fría y debido a los pinos lleva disuelta gran cantidad de hierro.

A un kilómetro de la entrada se encuentra la cascada de Cueva Serena, llegamos a ella partiendo del aparcamiento de Castroviejo y siguiendo un camino forestal, al cabo de trescientos metros tomaremos un sendero a la derecha que nos conduce hasta la Cueva. Es una cueva formada en las rocas por donde baja una cascada de agua, este paisaje es espectacular en invierno cuando la cascada está helada, y también en primavera debido al deshielo.

El paraje de Cueva Serena y de Castroviejo en general ha sido utilizado como escenario natural donde se han rodado varias películas: Cabalgando hacia la Muerte (1962), en 2007 se rodaron en Castroviejo algunas escenas de El Rey de la montaña. Algunas escenas de Doctor Zhivago fueron filmadas en los pinares cercanos.  Aquí os dejo un enlace a un vídeo de VerSoriaTelevisión:

 http://www.youtube.com/watch?v=aO8WrNC6nVo

Si vais en invierno aseguraos antes de mirar el tiempo no vaya a ser que esté todo nevado y no se pueda subir.

Y ya que estamos aquí, también debemos de conocer el pueblo de Duruelo de la Sierra. Duruelo está situado en el noroeste de la provincia de Soria, en la Comarca de Pinares y en plena Sierra de Urbión. Limita con las provincias de Burgos y La Rioja y con Covaleda en la provincia de Soria. Su distancia a la capital es de 55 km, su población es de unos 1.500 hab. y su altitud es de unos 1.200 m. El Pico de Urbión es el punto más elevado del municipio con 2.228 m. y es donde se produce el nacimiento del Río Duero. El clima al igual que en todos los pueblos de la zona es de tipo continental con inviernos fríos y largos, y veranos suaves.

En cuanto a la flora está formada sobre todo, por masas boscosas de pino albar, también podemos encontrar pino negral. En el sotobosque encontramos helechos, brezo blanco y brezo común. También encontramos ejemplares aislados de tejo, acebo, hayas y grandes robles. La fauna es muy numerosa y está formada por corzos, ciervos, lobos, jabalíes, zorros, liebres, gato montés, nutrias, garduñas y tejones, etc. Está incluido en la Reserva Regional de Caza de Urbión.

El pinar es la principal fuente de riqueza para los habitantes de Duruelo, todavía se conserva el sistema de la Suerte de los Pinos, en la que los vecinos se reparten la venta de los pinos del monte. Este es un modo tradicional de administración de los bienes comunales que produce el pinar. Este privilegio de posesión comunal del pinar, se remonta a la Carta Puebla de Duruelo, que se conserva en el Archivo Municipal y que fue otorgada por Fernando III el Santo para favorecer el asentamiento.  Debido a la gran cantidad de madera ha surgido una industria de la madera y del mueble, que cada vez va cobrando más importancia. También cuenta con varios aserraderos que convierten los pinos en tablones y los distribuyen a nivel nacional e internacional. Duruelo formó parte de la Real Cabaña de Carreteros.

Para terminar pasaremos a enumerar los principales monumentos del municipio:

Iglesia de Duruelo de la Sierra

Iglesia de San Miguel Arcángel, del siglo XII y ampliada en el siglo XVI. Está formada por una sola nave dividida en tres tramos. Los restos más antiguos son dos ventanas con arcos de herradura de época prerrománica (mozárabes). La nave en su tramo previo a la cabecera está cubierta con una bóveda octopartida del siglo XIII.

Necrópolis medieval de los siglos IX al XIII, rodean a la Iglesia, está compuesta por más de cien tumbas. Su excavación comenzó en el año 1966  y terminó en el año 1970, fueron descubiertas debido a unos trabajos de adecuación del entorno. Existen tres niveles arqueológicos: sarcófago (nivel superior y más reciente, de unos  50 o  60 cm. de altura, hay unas 12 piezas), tumbas de lajas (orientadas Oeste-Este, son unas 14 y están a 0,70m), tumbas excavadas en la roca (sobre todo en la parte norte de la iglesia, hay de dos clases antropomorfas y de bañera, todas ellas sin tapa y agrupadas por familias, superan el centenar, son las más antiguas). Aquí os dejo un enlace a un vídeo de VerSoriaTelevisión en la que se pueden apreciar los tres tipos de tumbas:

http://www.youtube.com/watch?v=g2UvQ7_W0hk

Casas típicas pinariegas, se pueden admirar recorriendo las calles del pueblo. Para más información consultar la página web del Ayuntamiento de Duruelo de la Sierra.

Este pueblo está hermanado con la ciudad de Oporto en Portugal, el Río Duero es el nexo de unión. Hay una Ruta del Duero que cada vez va cobrando más importancia.

Navidades en Espeja de San Marcelino: pasado, presente y futuro

24 Dic

El domingo pasado estaba viendo una película y hablaban del Cuento de Navidad (de Charles Dickens) que tanto me gustaba de pequeña. Creo que todos deberíamos reflexionar sobre lo que ha cambiado el espíritu navideño en estos años. Eso es lo que me propongo, hacer un repaso de como eran las navidades antiguamente en Espeja de San Marcelino, de como son ahora y de como espero que sean en un futuro.

Aquí os dejo mi felicitación navideña, está hecha a mano con recorte de folletos publicitarios.

 

 

Tengo recuerdos maravillosos del pueblo en Navidades. Te acostabas por la noche y a la mañana siguiente todo estaba cubierto de blanco. Me gustaba mirar por la ventana de la cocina acompañada de mi madre, se veía el olmo cubierto de escarcha, de niveve o de agua. Mi madre siempre nos decía: “ya llegan las moscas blancas”. Lo primero que hacíamos era ir a por un árbol al pinar, mi madre no cortaba uno cualquiera, sino que buscaba dos que estuvieran juntos y no se dejasen crecer el uno al otro, y cortaba uno de ellos. En casa poníamos el árbol en el portal y lo decorábamos con cintas y bolas de años anteriores, también era muy típico poner las postales que guardábamos de un año para otro. Mi hermana pequeña que era muy mañosa hacía un Belén de cartón y lo pintaba, también hacía guirnaldas. Yo me ponía muy contenta porque en vacaciones veía a mis hermanas que volvían al pueblo. Por la noche en la cama me contaban aquellos cuentos maravillosos de Andersen y Perrault.

No necesitábamos mucho para ser felices, eran unas Navidades familiares, con nieve y algún que otro turrón y polvorón. Cualquier cosa me hacía ilusión: los cómics que me regalaba una señora, algún regalo que me traían mis hermanas, las muñecas que nos regalaban mis tías, etc. Una de las cosas que más ilusión me hacía era jugar con la nieve y hacer muñecos con ella, las manos se te congelaban pero era tanta la satisfacción que te olvidabas del frío que hacía. Las comidas eran sencillas, guiso de pollo, cordero o cerdo. No había manjares como ahora pero tampoco importaba mucho. También recuerdo con mucha alegría los anuncios de los turrones, sobre todo el del Almendro y su “vuelve a casa por Navidad”.

Cuando era adolescente los recuerdos son otros, se basan en las salidas a los pueblos de los alrededores: Hontoria del Pinar (Torcón) y San Leonardo de Yagüe (Sotanillo), para celebrar sobre todo el Año Nuevo. Las carreteras a veces metían miedo por los hielos y las heladas, pero entonces ¿quién tenía miedo? Volvíamos a casa de madrugada o ya bien entrado el día, helados de frío, pero nos lo pasábamos tan bien que todo merecía la pena. Me encantaba ver las luces, los escaparates, los adornos, me gustaba todo. Pero lo que más feliz me hacía era volver a casa por Navidad.

 

 

Muchas cosas han cambiado desde entonces, ya no nieva como antes o si lo hace no suele durar tanto. El caso es que hace mucho frío, a veces 4 ó 5 grados bajo cero. Si alguien se anima le va a gustar el pueblo en esta época, ya que casi no hay gente y todo está muy tranquilo, es un momento apropiado para disfrutar de la naturaleza: el pinar, los chopos, etc. También se pueden dar largos paseos, hay varias rutas señalizadas. Es un lugar ideal para los niños ya que se puede estar en la calle con toda tranquilidad y jugar por el pueblo, que era lo que yo hacía de pequeña. Hay una casa rural muy bonita en la que os podéis alojar (Casa Rural La Chimenea de Soria).

Las mujeres no han perdido la costumbre de poner un gran Belén y un árbol en la Iglesia. Se sigue haciendo igual que antiguamente, las figuras son las de siempre, sólo cambia la manera de hacerlo. Las comidas son más abundantes que antes y las comodidades mayores, pero yo creo que lo más bonito es que la gente sigue volviendo al pueblo para encontrarse con sus seres queridos.

En cuanto a las Navidades futuras sólo espero que las pueda pasar con mi familia, que la gente siga volviendo para pasar las fiestas y que el pueblo siga existiendo.