Tag Archives: Domingo Gordo

“Domingo Gordo” en Espeja de San Marcelino

2 Mar

 

 

El Domingo Gordo es el domingo anterior al martes de Carnaval, por lo tanto este año caería el día 6 de marzo. Cuando yo era pequeña para los niños del pueblo, éste era uno de los días más importantes del año. Desde antaño era costumbre que todos los niños unos días antes del Domingo saliesen cargados con la Bandera de España (yo recuerdo que pesaba bastante) a recorrer el pueblo y últimamente también Orillares (el pueblo cercano) pidiendo por las casas. Se llamaba a las puertas de las casas y se decía: ¿Qué prefieren que cantemos o que recemos?, supongo que sería por si se había perdido algún familiar recientemente.  A cambio de ello la gente nos daba lo que tenía: huevos, patatas o dinero. Con todo lo recogido nos reuníamos en el comedor de la escuela para hacer una gran comida y cuando éramos menos nos reuníamos en la casa de una amiga y su madre que es una gran persona cocinaba para todos. Con el dinero que nos daban comprábamos aceitunas, mahonesa, flanes, etc, y solíamos comer ensaladilla rusa o paella. También a veces hacíamos churros en casa de una tía mía. Actualmente esta costumbre al igual que otras muchas ya no se celebra.

He podido recoger la canción que cantábamos preguntando a varias personas del pueblo y sobre todo a mi hermana mayor que es la que me ha cantado la mayoría de las estrofas (no sé si es correcta o no, pero más o menos decía esto):

 

“Domingo Gordo”

 

Ya han venido las carnestolendas,

señoras mujeres,

y a los que se explican,

que los niños que van a la escuela,

aplican forrajes para sus comidas.

 

Si no saben lo que son forrajes,

se lo explicaremos con mucha armonía,

longanizas, chorizos y huevos,

y otras cosas que en la casa habitan.

 

Alto, alto señor capitán,

con la bandera en la mano,

procuren darnos algo,

que ya las gallinitas,

se van escabezando.

 

Nos hemos embarcado,

de Madrid para Toledo,

vinieron los ladrones,

nos robaron el dinero,

lo poco que nos quedó,

compramos un gallo negro,

el gallo tenía una tacha,

que se nos venía muriendo.

 

Este gallo que mal canta,

que le duele la garganta,

de comer avena ajena,

de los niños de la escuela,

y por eso manda el rey,

que le corten la cabeza.

 

Por dios le pido patrona,

que si nos puede usted dar,

que es la jornada muy larga,

y tenemos mucho que andar.

 

Si va usted a cortar tocino,

corte usted un poco más arriba,

no se corte usted los dedos,

que somos mucha cuadrilla.

 

La canción también podía empezar de esta forma:

 

Somos niños de la escuela,

que venimos a pedir,

Dios nos dé salud y gracia,

para poderlo cumplir.

 

Tengo muy buenos recuerdos de aquellos tiempos ya que como éramos pocos niños la gente se ponía contenta al vernos y nos sacaban pastas para celebrar con nosotros la visita. En otros pueblos como en Navaleno celebran El Jueves Lardero.

 

  Espeja nevada

 

 

Anuncios