Tag Archives: Fiestas populares

El Paso del Fuego y las Móndidas en San Pedro Manrique

23 Jun

San Pedro Manrique se encuentra situado al noreste de la provincia de Soria en la Comarca de Tierras Altas y a 42 km. de la capital. Su altura con respecto al nivel del mar es de 1070 m. El municipio está formado por las siguientes localidades y despoblados: Acrijos; Armejún; Buimanco; El Vallejo; Fuentebella; Las Fuentes de San Pedro; Matasejún; Peñazcurna; Palacio de San Pedro; San Pedro Manrique; Sarnago; Taniñe; Valdelavilla; Valdemoro de San Pedro Manrique; Valdenegrillos; Vea; Ventosa de San Pedro; Villarijo.

Para llegar a San Pedro Manrique desde Soria debemos coger la N 111 y en Garray a las afueras coger la C 115 (a la derecha) en dirección al puerto de Oncala, desde aquí por el Collado hasta San Pedro Manrique. Desde Logroño cogeremos la N 111 en Almarza y a la izquierda por Arévalo de la Sierra hasta coger la C 115 en Estepa de San Juan, y desde aquí hasta Oncala.

Los pobladores más antiguos de las tierras de San Pedro Manrique se remontan a la Edad del Bronce. En los siglos IV y III a. C llegaron los pueblos celtíberos (Los Casares). Fue reconquistada y repoblada por gentes procedentes de Navarra en el siglo XI. Más tarde pasó a ser un señorío dependiente de la jurisdicción de los Manrique. En 1464 cambia su nombre de San Pedro de Yanguas al de San Pedro Manrique. La época más próspera fue la de la Mesta de cuya época todavía conserva varias casas blasonadas.

En cuanto a los monumentos podemos destacar:

El Castillo, fue residencia nobiliaria y tuvo un carácter defensivo. El rey Juan I dona la villa a la familia Manrique por su ayuda a los Trastámara. Se han encontrado unas hachas de talón de la Edad del Bronce. Se encuentra situado en una colina dominando la Villa.

Ermita de la Virgen de la Peña, la iglesia fue reconstruida en los años 40 y conserva su portada románica original. La noche de San Juan se celebra a los pies de su portada el Paso del Fuego. La imagen de la Virgen apareció sobre un espino que jamás se secaba.

Iglesia de San Martín de Tours, tiene tres naves con bóveda de arista sostenida por seis pilares octogonales. Han aparecido restos románicos al realizar unas obras de acondicionamiento.

San Pedro el Viejo, son las ruinas de un antiguo Monasterio de la Orden del Temple. Tan sólo quedan unos pocos muros, la torre y una bóveda del antiguo convento.

Foto de Franrumar. Wikipedia

La víspera de la noche de San Juan (solsticio de verano) sobre las diez de la noche, en un anfiteatro frente a la Ermita de la Peña, se prende una pira cuadrada de leña de roble y se hace con ella una alfombra de ascuas,  en la noche de San Juan los naturales del pueblo descalzos y la mayoría de las veces con alguien a sus espaldas cruzan la alfombra sin quemarse, es el llamado Paso del Fuego.

En la mañana del día de San Juan se celebra la caballada y tres doncellas casaderas portarán sus vestidos típicos (blancos) y unos cestos que llevarán encima de la cabeza, en ellos introducirán un rosco y el arbujuelo, pequeño árbol recubierto de masa de pan sin sal y coloreado de azafrán. Los cestos están adornados con flores.  Son las Móndidas. En la Ermita del Humilladero las móndidas ofrecerán el arbujuelo y recitarán  ante la Corporación las famosas cuartetas. Antiguamente,  estas mujeres  junto con las especias, eran entregadas como ofrenda a los reyes moros.

La Junta de Castilla y León ha declarado Bien de Interés Cultural las fiestas del Paso del Fuego y de las Móndidas. En 2008 fueron declaradas de Interés Turístico Internacional.

Anuncios

Las fiestas de San Juan en Soria capital

30 Jun

Las Fiestas de San Juan o de la Madre de Dios de Soria han sido declaradas de Interés Turístico Regional por la Junta de Castilla y León. Quizá no son tan conocidas como los Sanfermines de Pamplona pero atraen a mucho público ávido de pasarlo bien y de disfrutar con la fiesta del toro, en torno al cual giran la mayoría de los festejos.

Estas fiestas tienen un origen muy antiguo, ya los arévacos y pelendones celebraban el solsticio de verano, la fiesta giraba en torno al toro y el fuego. Más tarde estos pueblos fueron cristianizados y las fiestas pasaron a denominarse Fiestas de San Juan o de La Madre de Dios. En el lugar en el que hoy se encuentra la Plaza de Toros existía desde la época de la dominación árabe una pequeña ermita conocida con el nombre de Priorato de San Benito. Ya en esta época se celebraba una pequeña romería que ha derivado en las enigmáticas y mágicas celebraciones de hoy en día. El documento más antiguo que nombra estas fiestas es del año 1110, es el llamado Fuero de Soria y se refiere a ellas como Fiestas de Santa María.

 

 

El día de comienzo de las celebraciones es movible y depende del día de la semana en el que caiga el 24 de junio (San Juan). Comienzan un miércoles (El Pregón) y terminan el lunes siguiente (Lunes de Bailas).  Si el día 24 cae en jueves las fiestas comenzarán el miércoles día 23, si San Juan cae en viernes como este año las fiestas comienzan el miércoles siguiente, este año se celebran del 29 de junio al 4 de julio. Durante las fiestas la ciudad se divide en 12 barrios o cuadrillas, cada una con el nombre de un santo o santos a los que veneran y sacan en procesión el Lunes de Bailas. Cada cuadrilla tiene dos alcaldes de barrio: el jurado y la jurada, un toro y su propia organización. Estos barrios o cuadrillas son reminiscencia de la antigua distribución medieval de la ciudad, en dieciséis barrios o collaciones.

La cronología de los Sanjuanes comienza en la primavera con la celebración del Catapán (primer domingo de mayo), donde los nuevos jurados reciben el bastón de mando como símbolo de su toma de posesión del cargo. Este día las Cuadrillas leen las cuentas a los vecinos, les invitan a queso y vino y les muestran la decoración del local. Son los vecinos los que dan el sí a las fiestas. Un sábado de primeros de junio se celebra el Lavalenguas, donde se procede a la selección del toro que le corresponderá a cada cuadrilla. El domingo de la semana siguiente se celebra La Compra (antiguamente los cuadrillas compraban el toro a las ganaderías que había en Valonsadero) en el Monte Valonsadero, hoy en día las Cuadrillas compran los toros a través del Ayuntamiento a ganaderías fuera de Soria, por lo tanto la Compra es un acto simbólico. Los 2 días por la mañana personas a pie y a caballo se encargan de cerrar en los toriles los toros que están sueltos en la Cañada Honda. Sobre las cinco de la tarde, el desfile de autoridades y de Cuadrillas parte de la Plaza Mayor en coches adornados hacia Valonsadero, donde disfrutarán de nuevo de la suelta de los toros por la cañada del monte. Estos dos festejos terminan al anochecer. Se celebra una merienda en el Monte y los bailes son amenizados por la Banda de Música.

 

 

El cartel ha sido realizado por Cristobal Aguiló y se titula “La estrella de la fiesta” y ha sido elegido por votación popular.

Las Cuadrillas y las Sanjuaneras son los verdaderos protagonistas de las fiestas. Proveen el toro para el Viernes de toros, reparten las tajadas el Sábado Agés, preparan la Caldera floral el Domingo de Calderas y sacan en procesión a su santo/santos el Lunes de Bailas. Éstos son los nombres de las 12 Cuadrillas: La Cruz y San Pedro; Santa Catalina; La Mayor; El Rosel y San Blas; Santiago; San Miguel; San Juan; Santo Tomé, San Clemente y San Martín; San Esteban: El Salvador; Santa Bárbara; y La Blanca (patrona de las fiestas). En sus orígenes fueron 16 y algunas de ellas todavía conservan su iglesia.

Aquí os dejo unos enlaces a vídeos de las Fiestas de San Juan y sus famosas Sanjuaneras sobre todo la de la Compra:

 

http://www.youtube.com/watch?v=i6IfAmAcmPM

http://www.youtube.com/watch?v=

http://www.youtube.com/watch?v=TWsGI2cSZTc&feature=related

 

Todos los días de la semana tienen un nombre: Miércoles de Pregón, Jueves La Saca, Viernes de Toros, Sábado Agés, Domingo Calderas y Lunes de Bailas.

Miércoles del Pregón: esta tradición no comenzó hasta mediados del siglo XX por iniciativa de los Jurados. Al principio se invitaba a alguien para que leyera el Pregón, actualmente esta función la realiza un Jurado de una Cuadrilla. El Pregón comienza a las 11 de la noche en la Plaza Mayor, las peñas son las encargadas de la música y, la gente se viste para la ocasión con camisetas, chalecos, etc., el vino corre de mano en mano. Cuando el pregonero grita: ¡Viva Soria!, ¡Viva San Juan! la plaza estalla y comienzan las fiestas.

Jueves La Saca: de nuevo las Cuadrillas y Sanjuaneros se reunen en el Monte Valonsadero. A las 12 de la mañana se procede a la suelta de los toros previamente encerrados en los corrales. La Cañada Honda se encuentra a reventar de gente y chiringuitos. Tres cohetes y comienza la Saca, los toros salen, embisten y son conducidos por los caballistas hasta la Vega de San Millán, la gente también corre con los toros. En la Vega se para y se vuelve a comenzar a las 14 horas. Más o menos a las seis de la tarde los toros llegan al Coso de San Benito.

Viernes de Toros: A primera hora de la mañana las charangas de las Cuadrillas van dando las dianas por los barrios de la capital. Las doce Cuadrillas suben desde la Plaza Mayor portando el cartel de su Cuadrilla adornado con el cachirulo y las banderillas que se utilizarán en la lidia.  Los 12 toros que se han bajado el día anterior del Monte Valonsadero serán lidiados en una repleta plaza, mañana (a las 10 h.) y tarde (a las 18 h.). El ambiente que se respira es festivo y un poco carnavalesco, ya que la corrida o más bien la novillada no sigue los patrones habituales del toreo.  Alrededor de la plaza hay grupos de jóvenes disfrazados.

Sábado Agés: el sábado Agés está divido en dos partes. Por la mañana, mientras parte de la Cuadrilla da la diana floreada, la otra permanece en el local repartiendo la tajada entre los vecinos que han entrado en Fiestas. A los vecinos también se les ofrece licores, dulces y vino de la bota. La celebración está animada por las charangas de cada Cuadrilla. Por la tarde sobre las 6, comienzan los Agés. Los Agés son la subasta de los despojos del toro que pertenecía a cada Cuadrilla. En todas ellas hay un subastador que anima la puja. Cuidado al subastar ya que esta va en serio, no se debe tocar la pieza si no se quiere pujar.

Domingo de Calderas: Por la mañana las Cuadrillas se van preparando para salir hacia la Plaza Mayor. La noche anterior ya se ha preparado la Caldera. La Caldera como su propio nombre indica es una caldera con la carne del toro, chorizo y pollo, todas ellas están adornadas con motivos florales y motivos clásicos de las fiestas de San Juan. Los vecinos se unen a las Cuadrillas vestidos con el traje de Piñorro. El desfile comienza a las 11  de la mañana, sube por el Collado y llega hasa La Dehesa. Cada Cuadrilla se pone en el lugar que le corresponde y espera a que las Autoridades prueben la Caldera. Más tarde se baja al Ayuntamiento donde todo el que quiera pueda contemplar las Calderas.

Lunes de Bailas: es el último de los seis días de fiesta y por lo tanto un día alegre y triste a la vez. Por la mañana las Cuadrillas sacan en procesión a sus santos titulares. A las 5 de la tarde comienza la bajada por San Polo hasta la pradera del Río Duero donde se celebran Las Bailas. La Banda de Música de la ciudad es la encargada de amenizar la fiesta y tocar las típicas Sanjuaneras. Es una tarde de merienda, de vino y jolgorio sin fin. Por la noche la despedida de fiesta se produce en la Plaza Mayor donde la Banda toca Sanjuaneras repasando todos los días de San Juan. Se dispara una traca y se acabó la fiesta. A esperar al año que viene.

El día siguiente al Lunes de Bailas es el Marte a la escuela. Otro protagonista de las fiestas son las Peñas, actualmente son 6 y tuvieron su precedente en las antiguas Pandas de amigos. Éstas van vestidas de blanco con chalecos de colores y fajines. Van siempre acompañadas de charangas con las que animan la fiesta. Tocan en El Pregón y en la bajada a Las Bailas. Acompañan a las Cuadrillas el Domingo de Calderas formando una serpiente multicolor  y en la procesión del Lunes de Bailas. También montan chiringuitos en Valonsadero durante El Lavalenguas, La Compra y el Jueves La Saca.

Otro tópico de las fiestas son las Sanjuaneras, son canciones que describen cada uno de los días de San Juan y otros tópicos asociados.

Algunos datos han sido tomados de la página siguiente que describe muy bien todas las celebraciones: www.sanjuaneando.com

El Corpus Christi

24 Jun

Hay un dicho popular que dice:

Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión.

El término en  latín significa “Cuerpo de Cristo”. Es la fiesta de la Iglesia Católica que pretende celebrar la Eucaristía (Wikipedia). La celebración se lleva a cabo el siguiente jueves al octavo domingo después del Domingo de Resurrección (60 días después del Domingo de Resurrección), es decir, es el jueves que sigue al noveno domingo siguiente a la primera luna llena de primavera del hemisferio norte. La fiesta data de la Edad Media cuando la religiosa Juliana de Cornillon decidió celebrar una fiesta en honor a la sangre y el cuerpo de Cristo presentes en la Eucaristía. Santo Tomás de Aquino fue el encargado de difundirla con su obra “Oficio y misa del Corpus”, también compuso varios himnos eucarísticos. Fue instituida como fiesta litúrgica el 8 de septiembre de 1264 por el Papa Urbano IV. El Papa Nicolás V le da el gran espaldarazo al sacar la Hostia Santa en procesión por las calles de Roma. En muchos países es un día festivo oficial, en aquellos lugares donde no es fiesta oficial la iglesia ha decidido trasladarla al domingo siguiente al jueves. En Toledo ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

 

 

Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que se exhibe el Cuerpo de Cristo en una Custodia. En Espeja de San Marcelino antiguamente las mujeres preparaban altares en las calles principales del pueblo y los adornaban con sábanas y colchas realizadas por ellas mismas, así como con flores. Era típico sentar a los niños pequeños nacidos y bautizados en ese año o en el siguiente,  en estos altares y cuando pasaba el Sr. Cura les echaba la bendición. Este rito según algunos autores, parece provenir de un rito pagano, se ofrecía a los niños  a la Madre Tierra celta. También era normal adornar las ventanas con colchas. Las calles por donde pasaba la procesión estaban regadas de hojas y de flores, entre las que se encontraban hierbabuena, toronjil, romana, etc., así como pétalos de rosa. El olor era muy agradable y el tapiz formado era muy bello a la vista. Actualmente sólo se construye un altar ya que la población ha disminuido, también se esparcen flores y hierbas aromáticas por la calle principal que es por donde transcurre la procesión.

 

 

En la provincia de Soria han adquirido gran fama las alfombras florales realizadas en El Burgo de Osma (domingo 26  de junio). Los preparativos se realizan meses antes por un elevado número de voluntarios, que eligen los motivos florales y los materiales con los que realizar las alfombras. La celebración litúrgica tiene lugar en la Catedral.

“San Marcelino” patrón de Espeja

2 Jun

Este mes de junio acaba la primavera y comienza el verano por ello creo que estos refranes son bastante representativos de esta época:

Cuando viene la golondrina el verano está encima.

Junio al principio lluvioso, anuncia verano caluroso.

Junio brillante, año abundante.

 

 

San Marcelino es el patrón de Espeja desde que fue trasladado del Monasterio Jerónimo de Santa María en el término de Guijosa, municipio de Espeja, tras la desamortización de Mendizábal y su posterior abandono por los monjes jerónimos, esto debió de ocurrir a finales del siglo XIX (1850-1870), la iglesia permaneció en pie hasta después de la Guerra Civil.  Este Monasterio Jerónimo fue fundado en el año 1401 por carta de donación otorgada en Segovia, por D. Pedro de Frías, cardenal y obispo de Osma. En realidad lo que se conserva es una arqueta con los restos del santo, en el pueblo se le tiene gran veneración.

 

  San Marcelino en la urna

 

Las fiestas patronales son el día 2 y 3 de junio, como dicen en el pueblo: “Haga frío o calor San Marcelino el día 2”.  Antiguamente la víspera de la fiesta se hacía una hoguera en lo alto de los Vahijuelos y más tarde ésta se trasladó a las eras, al lado de la casa del médico. Esta hoguera era conocida con el nombre de Luminaria. También había baile en la era (actualmente esta costumbre se ha perdido)

El día 2 por la mañana los mozos eran los encargados de dar las Dianas, acompañados de los Gaiteros por todas las casas del pueblo, la gente les invitaba a pastas y a una copa de moscatel o aguardiente. Hoy los gaiteros acompañan a la gente a la iglesia, normalmente son los gaiteros de Fuentearmegil o últimamente de Casarejos y de la Diputación provincial. Una vez finalizada la misa en honor al Santo Patrón, se le saca en procesión, recorriendo la calle de la Escuela y dando la vuelta por el antiguo corral de los burros en dirección a la calle Real hasta la iglesia. Antes de entrar la procesión se detiene en el rollo y los gaiteros tocan jotas, es el momento en el que los vecinos le bailan la jota de cara al santo. Una vez finalizadas las jotas se subastan los bandos (banzos) y se vuelve a meter al santo dentro de su hornacina. (Hay algún devoto o devota que de una lismosna por alzar el bando derecho de San Marcelino.. 100 euros a la una, 100 euros a las dos, hay quien de más, pase el que sea).

 

 

A la misa por San Marcelino acuden varios párrocos de las localidades vecinas y a veces el obispo de la provincia. También viene gente de los pueblos que conforman el municipio.

Por la tarde se siguen celebrando los juegos populares que como siempre están compuestos por la brisca, el guiñote, la calva y la tuta. Los antiguos juegos de pelota a mano se han perdido irremediablemente. También había juegos para los niños (coger un duro de una sartén untada con aceite, meter la cabeza en cubos con agua, carreras, piñatas,  etc.). Al anochecer y por la noche el baile estaba amenizado por diferentes orquestas, unas tocaban mejor y otras peor, pero era muy agradable oir su sonido, ya que se notaba que había ambiente festivo. Actualmente se ha sustituido por música enlatada y se guarda la orquesta para el fin de semana.

Tengo muy buenos recuerdos de estas fiestas ya que era típico estrenar vestido, cosa que me ponía muy contenta, también recuerdo los borrachos que vendían los confiteros de Arauzo con especial cariño, así como las almendras garrapiñadas, las rosquillas, etc. Sólo de pensarlo, se me hace la boca agua, y los diferentes puestos con chucherías y una especie de tómbola ambulante. La gente bailaba pasodobles, jotas y toda clase de música. Hoy los tiempos han cambiado y el pueblo se ha ido despoblando.

 

   

Entrada a la iglesia de Espeja

 

Todos estos días se han voleado y repicado las campanas en señal de fiesta, es muy agradable oir el sonido de las campanas, sobre todo cuando tocan melodías alegres ya que te anima el corazón, mi madre me llama por teléfono y escucho su sonido y aunque no he podido ir me ha producido una inmensa alegría el escucharlas.

San Isidro Labrador

15 May

Como todos los años en Espeja de San Marcelino, hoy día 15 de mayo se ha celebrado la festividad de San Isidro Labrador, patrón de los labradores y como no, de la ciudad de Madrid. Por la mañana el Sr. Cura dice una misa y se saca al Santo en procesión hasta la era donde se bendicen los campos. Como en ocasiones anteriores la Hermandad de Labradores y Ganaderos de Espeja de San Marcelino invita a todos los vecinos que quieran participar a un pequeño refrigerio en el Club Social del pueblo. Aparte de los vecinos de Espeja también vienen los vecinos de los 4 pueblos que forman el municipio (Orillares, La Hinojosa, Guijosa y Quintanilla de Nuño Pedro) y son socios de la citada Hermandad.

 

 

Por la tarde es típico la celebración de juegos populares como los bolos para las mujeres, la calva y la tuta para los hombres. También se celebran partidas de cartas: entre ellas la brisca y el guiñote (es igual que el tute pero se canta con la sota en vez de con el caballo).  Antiguamente se celebraban en las eras el “tiro al plato” y también en el frontón un partido de pelota vasca. Tengo muy buenos recuerdos de los partidos de pelota, todos los mozos del pueblo participaban y la gente tenía una gran afición, era más o menos como ahora con el fútbol. Se entregaban premios consistentes la mayor parte de ellos en dinero. Venían parejas de otros pueblos a jugar y algunos lo hacían a un gran nivel. Actualmente ya no se celebran partidos de pelota en Espeja pero sí en otros pueblos vecinos como Hontoria del  Pinar y San Leonardo de Yagüe.

 

Primavera en Espeja

 

Mi padre me ha contado que cuando él era joven había un concurso de arar, es decir se premiaba a aquel que realizase el surco más derecho, se ponían dos puntos a través de los cuales debía ir el surco y otro punto horizontal y se debía volver haciendo otro surco y guardando la respectiva distancia,  por ello con este post quiero homenajear a mis padres que han sido labradores y se han dejado la piel en las tierras para que sus hijas pudiesen estudiar y llevar una vida mejor que la que ellos llevaron.

El fin de semana pasado (7 de mayo) se celebraron en la vecina localidad de Espejón los Juegos Populares. Cada año la Diputación de Soria a través de su Departamento de Deportes convoca estos juegos. Este año han participado cerca de 500 personas provenientes de varias localidades de la provincia (64 en total). Los participantes se dividen en  5 categorías según la edad y pueden participar en los siguientes juegos: bolillos, bolos, calva, rana, tanguilla femenina y tanguilla masculina. Se entregan trofeos a los primeros clasificados. El objetivo de estos juegos es mantener las tradiciones y que no se pierdan los juegos, así como la convivencia entre los vecinos, y una forma de conocer los pueblos que forman la provincia de Soria. Desde aquí mil gracias a la Diputación por esta celebración. Mi madre ha conocido la provincia gracias a estos juegos y siempre viene hablando maravillas de los pueblos que visita. A todos los participantes se les ofreció una merienda.

Pingar el Mayo en Espeja de San Marcelino

1 May

Pino singular

Pino con cuatro hijos en Costalago

 

Mayo es el mes de las flores, de la venida de las golondrinas, del renacer de la naturaleza y de los animales. Es uno de los meses más bonitos del año ya que el calor no es excesivo y la naturaleza se encuentra en pleno apogeo. Espeja de San Marcelino y sus alrededores son un buen sitio para perderse y olvidarse de los problemas. Esta Semana Santa la he pasado en el pueblo y estaba precioso, todo verde, lleno de flores, ha sido muy hermoso poder escuchar el canto de los pájaros y de los grillos, el sonido del viento, en fin, los sonidos de la naturaleza.

Los refranes que se me ocurren para este mes son los siguientes:

Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo (por Soria es normal que haya alguna helada en mayo, o que el tiempo no sea tan apacible como es de esperar) . Agua de mayo, pan para todo el año.

 

Setas en el pinar

 

La “pingada del mayo” es una fiesta que tiene orígenes ancestrales y que suele provenir de ritos paganos (celtas y después romanos). Según algunos estudiosos podría ser una celebración del final del invierno, la llegada de la primavera y el renacer de la naturaleza. Para otros podría representar la fertilidad masculina.

En Espeja de San Marcelino el Mayo se pinga el primer día del mes. Los mozos van al pinar y cogen uno de los pinos más altos que les ha regalado el Ayuntamiento (1 ó 2). Una vez que el pino ha sido cortado lo suben en el tractor, antiguamente lo traían en un carro, lo llevan al trinquete (frontón) donde previamente han cavado un hoyo grande (actualmente el hoyo ya está preparado de antemano con un tubo de cemento fijo). Con ayuda del tractor volquete y de cuerdas lo ponen derecho y lo sujetan para que no se caiga. En el extremo del pino se pone una picota, el resto del tronco se deja con la corteza pero sin ramas. El pino permanece en el sitio hasta que acabe el mes de mayo. Antiguamente los mozos invitaban a los casados a vino y se hacía una meriend, actualmente se prepara una comida para  todos los habitantes del pueblo  Una vez que acaba el mes, se vende el pino. Hace mucho tiempo mi abuelo contó que cuando él era joven los mozos de Espeja trajeron un pino del pinar de Espejón, el pueblo vecino, y por la noche los mozos de Espejón robaron el mayo.

 

Pingada del Mayo en el Frontón

Una canción de Carnaval

6 Mar

Este año el Carnaval ha caído muy tarde y no como suele ser normal otros años que se suele celebrar en febrero. Este fin de semana comienza la fiesta y acaba el día 9 de marzo  con el “Entierro de la Sardina”.  Estas fiestas se celebran desde antiguo y parece ser que tienen un origen pagano, con la llegada del cristianismo a partir del miércoles de ceniza comienzan los 40 días de Cuaresma que prohibe comer carne los viernes, excepto si pagabas la bula (por lo menos antiguamente era así). Mi madre y mi padre me han contado que cuando ellos eran jóvenes en estas fiestas era costumbre sacar  “La Vaca Romera” para asustar a los niños, el disfraz se hacía con una escalera, unos cuernos, una sábana pintada de vaca y cencerros y esquilas atados a los lados y en el cinturón de la persona que se disfrazaba para que hicieran ruido.

 

Espeja vista desde La Sierra

 

Cuando yo era pequeña subía a la parte de arriba de la casa (la cámara) donde mi madre guardaba ropa antigua y solía disfrazarme con un vestido largo de gasa lleno de botones y una pamela. Los pocos niños que quedábamos en el pueblo nos reuníamos para cantar la siguiente canción que todavía guardo en su papel original y de ello ya han pasado 30 años o más.

 

El Martes de Carnaval,

de gitana me vestí,

me fui al salón de baile,

por ver a mi novio allí.

 

Me dijo: gitanilla digamé con salero,

la gracia que tengo yo,

la gracia que tienes tú,

que eres un chico muy guapo,

pero muy camelador.

 

Camelas a dos mujeres,

ésas te las digo yo,

a una morena muy guapa,

y a una rubia como yo.

 

Si te casas con la rubia,

has de ser muy desgraciado,

casaté con la morena,

y serás afortunado.

 

Otra costumbre que se ha perdido era la de arreglar los caminos. El Regidor del pueblo avisado por el alcalde debía dar la orden a los Escancianos (dos recién casados) para que convocasen a todos los hombres para el arreglo de los caminos vecinales. Antes de volver y una vez acabado el trabajo se hacía una merienda con la comida que habían traído cada uno de su casa. A la vuelta era costumbre tocar las campanas y reunirse en la CASA VILLA (Ayuntamiento) para beber. Los escancianos llevaban dos o tres cántaros de vino e invitaban a todos los hombres (una costumbre un tanto machista, pero eran otros tiempos). Este día también era típico sembrar árboles.