Tag Archives: La Hoz de Orillares

“La Hoz” de Orillares

6 Mar

Este mes solamente me he dedicado a hablar de las costumbres de mi pueblo, como no quiero aburrir con tanto recuerdo os propongo una ruta que os va a encantar. Cerca de Espeja de San Marcelino y formando parte de su municipio se encuentra el pequeño  pueblo de Orillares (a tan sólo 1 km. y medio). Antiguamente era conocido por el apelativo de Ororafres o “lugar a la orilla”. El paraje (La Hoz) posee una belleza singular y ha sido tallado por el Río Pilde, es una especie de Cañón al estilo del Río Lobos pero más corto. Antes de visitar La Hoz y sus cuevas podemos recorrer el pueblo, a la entrada hay un lavadero en el que las mujeres solían lavar y una fuente de dos caños con un agua estupenda. Subiendo por la calle llegamos a la Iglesia que aunque pequeña es bastante bonita y cuenta con un portalillo en el que se reunen los feligreses antes y después de la misa.

 

Orillares visto desde La Hoz

Dejad el coche aparcado en el pueblo y tomad la dirección de Las Eras, allí encontraréis un camino de tierra que os llevará hasta La Hoz. En el Monte de la Matosa (altiplanicie caliza a mano izquierda que llega hasta el término de Muñecas) podéis contemplar las jabinas y jabinos (sabinas), algunas son de gran tamaño. Entre los árboles el suelo es rocoso y prácticamente no hay vegetación, salvo algunos pequeños arbustos y algún pino o enebro adaptado a estos suelos calizos. La Hoz está llena de cuevas, algunas tienen entradas muy angostas y se ensanchan en su interior, otras tienen salida por las paredes rocosas. En lo alto de la roca anidan los buitres, procurad no hacer mucho ruido porque no les gusta el bullicio. Además de los buitres podéis encontrar grajos, tordos, gorriones y algunas aves rapaces (águilas y alimoches). Entre los reptiles hay lagartos, culebras de agua, víboras. En cuanto a los anfibios encontramos ranas, sapos, etc. Y por último podemos ver también algún corzo, conejos, ratones, etc.

 

 Entrada a La Hoz

Una vez visitadas las cuevas, podéis seguir el curso del río y a mano izquierda encontraréis un antiguo molino, en primavera y en otoño esta vista es preciosa debido a la cantidad de flores y en otoño al color amarillo de las hojas (hay una chopera en sus cercanías). A mano derecha hay una especie de poza (Fuente las Mozas) donde se remansa el agua, este es un lugar ideal para hacer un alto en el camino.

 

 

Tened cuidado con las rocas, es muy fácil resbalarse, hay que llevar un buen calzado y no salirse mucho del camino, no debéis tampoco arrancar la vegetación. En las orillas del río podéis encontrar varios tipos de plantas como la menta y algunos nenúfares flotando en el agua.

 

 

Si queréis seguir paseando tenéis dos opciones: volver al pueblo y tomar el camino del cementerio y adentrarse entre las dos Zarrazuelas, la de Espeja (que va de Orillares a Peña La Martín) y la de Orillares (Zarrazuela pequeña) que llega hasta La Hoz. También es posible seguir el curso del río hasta el puente del Edigo y una vez aquí coger el camino de la derecha hasta llegar hasta el Convento de Guijosa.

 

Fuente las Mozas

Anuncios