Tag Archives: Parques Naturales

La “Laguna Negra”

8 May

Este mes de mayo puede ser un buen mes para realizar una de las excursiones más bonitas que se pueden realizar en la provincia de Soria, la naturaleza está verde, los animales están en plena cría, en fin, la naturaleza está más viva que nunca. No te lo pierdas, te va a sorprender gratamente.

La Laguna Negra es una laguna de origen glacial, situada en la provincia de Soria, en Los Picos de Urbión entre los municipios de Vinuesa y Covaleda. Desde el año 2008 forma parte del Parque Natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares del Urbión. (Covaleda, Duruelo de la Sierra y Vinuesa). Esta zona se encuentra en el noroeste de la provincia dentro de la “Comarca de Pinares”. El Pico de Urbión con sus 2229 m. es la máxima altitud del parque y cerca de su cima nace el Río Duero. Cerca de la Laguna Negra hay otras dos lagunas también de origen glaciar, la Laguna Helada y la Laguna Larga. Al nacimiento del Duero se puede subir desde la laguna por una senda, aunque es un camino bastante empinado y no apto para cualquiera, la ascensión dura unas 2 horas, o bien desde Duruelo de la Sierra.

El nombre de Laguna Negra puede relacionarse con la sombra que procede de las rocas que la circundan, las paredes tienen un color grisáceo tirando a negro y tiene una magia especial. El hielo a través de los años fue esculpiendo un paisaje de formas caprichosas. Se encuentra situada en el circo del glaciar y rodeada por altos acantilados lo que le dan un aspecto enigmático y fascinante.

 

La Laguna Negra

La Laguna Negra

 

En cuanto a la vegetación el rey es el pino albar que forma grandes masas boscosas, acompañado de hayas, rebollares, quejigales, acebales, robles albares, abedules, álamos temblones, serbal de cazadores y arbustos como la retama y el brezo. En cuanto a la fauna podemos encontrar jabalíes, zorros, corzos, ciervos e incluso algún lobo, gatos monteses, águilas reales y calzadas, buitres leonados, halcones, gavilanes, etc. Dentro de la laguna encontramos truchas, barbos y cangrejos autóctonos.

Para llegar a la Laguna Negra tenemos varios puntos de partida: desde Soria cogiendo la N 234 dirección Burgos hasta el pueblo Cidones, o en dirección contraria viniendo de Burgos por la N 234 hasta Abejar,  la Puerta de Pinares,  y desde allí hasta el pueblo de Vinuesa. Desde aquí siguiendo el Valle de Revinuesa llegaremos hasta la laguna. Se puede acceder hasta casi arriba con coche, salvo en los meses de verano y días de fiesta cuando hay mucha afluencia de visitantes. Hay un autobús que sube y baja a los visitantes o bien se puede subir andando ya que son solamente 2 kms. La segunda ruta parte del Puerto de Santa Inés, cerca de la Rioja. En invierno a veces es imposible subir porque en esta época las nevadas son muy copiosas y el camino está lleno de nieve.

El primer Domingo de Agosto tiene lugar desde hace más de 40 años su famosa Travesía a Nado, en la que participan gran número de nadadores.

 

Aguas negras y mágicas

 

La Laguna Negra siempre ha estado rodeada de leyendas como la que escribió Antonio Machado en 1912, Los Hijos de Alvar González, primero en prosa, después en verso. El autor narra la historia de un parricidio que sucedió en estas tierras y su triste final. Aquí os dejo unos versos que describen muy bien la laguna:

 

Llegaron los asesinos,

hasta la Laguna Negra,
agua transparente y muda
que enorme muro de piedra,
donde los buitres anidan
y el eco duerme, rodea;
agua clara donde beben
las águilas de la sierra,
donde el jabalí del monte
y el ciervo y el corzo abrevan;
agua pura y silenciosa
que copia cosas eternas;
agua impasible que guarda

en su seno las estrellas…

 

También se dice que la laguna no tiene fondo, que es un ojo de mar y que hay un ser que vive en su fondo y se come todo lo que cae en ella. La leyenda de Antonio Machado fue llevada al cine con el nombre de La Laguna Negra. Gerardo Diego también compuso unos versos a la laguna y Pío Baroja también se dejó atraer por su magia, espero que a ti tampoco te defraude.

 

 

Antonio Machado fue un poeta muy querido por estas tierras y lo sigue siendo hoy en día, su leyenda ha inspirado una ruta denominada “La Ruta Machadiana de Alvar González“. Esta ruta narra el viaje que realizó Machado por la Zona de Pinares en 1910. El poeta partió de Soria hacia el pueblo de Cidones y aquí comenzó la ruta, recorrió La Muedra con su embalse, Covaleda, Molinos de Duero y Salduero, así como Duruelo de la Sierra y Santa Inés.

La subida a la Laguna es una buena excusa para visitar los puebloos cercanos: Cidones, Abejar, Vinuesa, Covaleda, Molinos de Duero, Salduero y Duruelo de la Sierra. En ellos podrás encontrar las típicas casas pinariegas de balcón corrido, la visita merece la pena. Tomateló con calma y disfruta del paisaje, esta es una de las zonas de España con los pinares mejor conservados ya que se saca una gran rentabilidad.

Anuncios

El Parque Natural del Cañón del Río Lobos

18 Feb

Este Parque Natural se encuentra enclavado entre las provincias de Soria y de Burgos. Fue declarado como tal en octubre del año 1985, siendo una de las primeras zonas protegidas de Castilla y León. Esta protección comprende no solamente los más de 20 km. del parque sino también su zona de influencia. También ha sido declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), desde 1987. Tiene una superficie de 9.580 Ha. y abarca los municipios de Ucero, Nafría de Ucero, Herrera de Soria, Casarejos, San Leonardo de Yagüe, Santa María de las Hoyas y Hontoria del Pinar. Al parque se llega desde Soria por la N-234 hasta la localidad de San Leonardo de Yagüe y desde allí se puede tomar la SO 920 en dirección a Casarejos y Ucero o la SO 934 dirección Santa María de las Hoyas hasta el Puente de los Siete Ojos, desde Burgos por la N-234 hasta la localidad de Hontoria del Pinar (puerta norte de entrada al parque). También desde Soria podemos tomar la N-122 hasta Burgo de Osma y desde allí tomando la SO 920 llegamos a Ucero que es la puerta sur del Parque Natural.

  Mirador "El Balconcillo del Río Lobos"

 El Mirador del Balconcillo del Río Lobos

El Río Lobos que nace en la provincia de Burgos es el eje central del cañón y el causante de su erosión. La erosión es doble, la debida al desgaste del propio río y la debida a la disolución de la roca por el agua. El proceso kárstico que se produce en el Parque Natural es debido a varios factores: la naturaleza de la roca caliza, el terreno impermeable debajo de la roca y la alternancia de periodos secos y lluviosos. El viento también ayuda al desgaste de la roca y crea formas caprichosas dignas de admiración, así como el agua de lluvia cargada de anhídrido carbónico que ataca a la roca caliza, tanto en superficie como subterráneamente. En el interior del macizo se originan cuevas o grutas, profundas simas y sumideros. Hay también un complejo sistema de aguas subterráneas y acuíferos.

 

Paredes del Cañón

 

En cuanto a la flora las especies más representativas son las siguientes: en las llanuras encontramos el pino laricio, sabina albar, quejigos y encinas junto con especies aromáticas como el tomillo real, el espliego y la aliaga. En las zonas de matorral crecen los enebros y las  gayubas. En las aguas admiraremos los grandes y bellos nenúfares, la enea y la menta de las aguas que es muy olorosa, así como chopos, alisos, álamos y sauces cerca de los arroyos. En las zonas rocosas y derrubios debido a la escasez de suelo sólo encontramos especies colonizadoras como la Saxifraga cuneata y Teucrium botrys.

Al ser el acantilado el paisaje característico del parque el animal más representativo de su fauna es el buitre leonado que anida en las oquedades de los farallones, sin embargo existen otras especies igual de importantes que el buitre como el águila real, águila perdicera, águila pescadora y águila culebrera, halcón, azor, milano, cernícalo, etc., todas ellas rapaces diurnas. En cuanto a las rapaces nocturnas destacan el búho real, búho chico, lechuza, cárabo y mochuelo. También existen especies propias de ríos y arroyos como el ánade real, martín pescador, truchas y nutrias. En cuanto a los mamíferos destacan el corzo, jabalí, conejo, ardilla, liebre, zorro, garduña y comadreja. Los anfibios y reptiles están encabezados por diferentes especies de víboras, culebras de agua, lagartos, lagartijas y ranas. (Datos tomados de un folleto editado por la Junta de Castilla y León sobre un maratón fotográfico en el cañón).

 

 

Otro de los emblemas del Parque es la Ermita de San Bartolomé (Comunidad de Herrera de Soria, Ucero y Nafría de Ucero), construida en el primer cuarto del siglo XIII en estilo románico o protogótico. Se cree que formaba parte de un cenobio templario (Monasterio de San Juan de  Otero), aunque algunos autores creen que el monasterio estaba en el cerro de Ucero donde se asienta su castillo templario. Parece ser que el sitio elegido para construir la iglesia equidista de los Cabos de Creus (Girona) y Finisterre (Pontevedra) y ha sido habitado desde la Edad del Bronce.  La iglesia tiene planta de cruz latina y está construida en sillería. Las marcas de los canteros en los sillares indican que fueron tallados por manos aquitanas, los llamados Hijos del Maestro Jacques. El crucero es más bajo que la nave central y los hastiales tienen dos óculos con tres roscas y celosías y en su interior cinco corazones entrelazados que dibujan una estrella de cinco puntas invertida cuyo corazón es un pentágono. Los canecillos de la iglesia son figurados y con un significado simbólico: el sol, la luna, un lobo, un mono, un tonel, una H, una pareja, una cabeza humana, etc. La puerta meridional tiene seis arquivoltas apuntadas decoradas con puntas de diamante y rosetas. El lugar es considerado mágico desde la antigüedad y tiene poderes telúricos. La cruz patada de los templarios está tanto en el exterior de la ermita como en el interior en los capiteles.

 

El día 24 de agosto se celebra en este enclave la Romería de San Bartolo y de la Virgen de la Salud con gran afluencia de gente de toda la cormarca, es costumbre que mucha gente se baje en el Puente de los  Siete Ojos y realice el tramo restante andando hasta la ermita (unos 9 km.). En la Cueva, enfrente de la ermita, llamada “Cueva de San Bartolo” se han encontrado restos de cazadores y chamanes de la Edad del Bronce por ello se piensa que este pudo ser un lugar de culto desde la antigüedad.