Tag Archives: Pingar el Mayo

Pingar el Mayo en Espeja de San Marcelino

1 May

Pino singular

Pino con cuatro hijos en Costalago

 

Mayo es el mes de las flores, de la venida de las golondrinas, del renacer de la naturaleza y de los animales. Es uno de los meses más bonitos del año ya que el calor no es excesivo y la naturaleza se encuentra en pleno apogeo. Espeja de San Marcelino y sus alrededores son un buen sitio para perderse y olvidarse de los problemas. Esta Semana Santa la he pasado en el pueblo y estaba precioso, todo verde, lleno de flores, ha sido muy hermoso poder escuchar el canto de los pájaros y de los grillos, el sonido del viento, en fin, los sonidos de la naturaleza.

Los refranes que se me ocurren para este mes son los siguientes:

Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo (por Soria es normal que haya alguna helada en mayo, o que el tiempo no sea tan apacible como es de esperar) . Agua de mayo, pan para todo el año.

 

Setas en el pinar

 

La “pingada del mayo” es una fiesta que tiene orígenes ancestrales y que suele provenir de ritos paganos (celtas y después romanos). Según algunos estudiosos podría ser una celebración del final del invierno, la llegada de la primavera y el renacer de la naturaleza. Para otros podría representar la fertilidad masculina.

En Espeja de San Marcelino el Mayo se pinga el primer día del mes. Los mozos van al pinar y cogen uno de los pinos más altos que les ha regalado el Ayuntamiento (1 ó 2). Una vez que el pino ha sido cortado lo suben en el tractor, antiguamente lo traían en un carro, lo llevan al trinquete (frontón) donde previamente han cavado un hoyo grande (actualmente el hoyo ya está preparado de antemano con un tubo de cemento fijo). Con ayuda del tractor volquete y de cuerdas lo ponen derecho y lo sujetan para que no se caiga. En el extremo del pino se pone una picota, el resto del tronco se deja con la corteza pero sin ramas. El pino permanece en el sitio hasta que acabe el mes de mayo. Antiguamente los mozos invitaban a los casados a vino y se hacía una meriend, actualmente se prepara una comida para  todos los habitantes del pueblo  Una vez que acaba el mes, se vende el pino. Hace mucho tiempo mi abuelo contó que cuando él era joven los mozos de Espeja trajeron un pino del pinar de Espejón, el pueblo vecino, y por la noche los mozos de Espejón robaron el mayo.

 

Pingada del Mayo en el Frontón

Anuncios