Tag Archives: Pueblos con encanto

San Esteban de Gormaz y su Románico

4 Oct

Hacía ya un montón de días que no escribía nada. Pensando en el tema que iba a escoger y que os pudiera interesar, se me ha ocurrido que para estos meses de septiembre y octubre podría ser interesante hacer una visita a  la Villa de San Esteban de Gormaz. En cuanto a los refranes de estos meses, creo que son bastante interesantes los siguientes:

 

Marzo y septiembre son cual hermanos, uno dice adiós al invierno y otro al verano.

Buen tiempo en septiembre, mejor en diciembre.

En octubre, de hoja el campo se cubre.

Octubre lluvioso, año copioso.

 

La Villa de San Esteban de Gormaz, se encuentra enclavada dentro de la zona denominada “Ribera del Duero” (formada por muncipios de las provincias de Soria, Burgos, Valladolid y Segovia), de todos conocida por sus excelentes vinos, y a 70 km. de la capital. Está a unos 854 m. sobre el nivel del mar, con lo que tiene un clima más benigno que algunos pueblos de la zona. Su población ronda los 2.600 hab., 3.500 hab. en todo el municipio, por lo que es uno de los más grandes de la provincia. La localidad ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico. Para llegar a San Esteban desde Soria, debemos coger la N 122 hasta El Burgo de Osma y más tarde la Autovía del Duero.

El término municipal está formado por la Villa de San Esteban y por dieciocho pueblos más: Aldea de San Esteban, Atauta, Inés, Matanza de Soria, Morcuera, Olmillos, Pedraja de San Esteban, Peñalba de San Esteban, Piquera de San Esteban, Quintanas Rubias de Abajo, Quintanas Rubias de Arriba, Quintanilla de Tres Barrios, Rejas de San Esteban, Soto de San Esteban, Torraño, Torremocha de Ayllón, Velilla de San Esteban y Villálvaro.

La localidad es sitio de paso de La Ruta de la Lana y de El Camino del Cid (Ruta del destierro del Cid), y está situada a orillas del Río Duero.

La historia de San Esteban de Gormaz se remonta a la prehistoria, donde ya se conocían algunos asentamientos humanos. También encontramos restos árabes y romanos. Debido a su posición estratégica junto al Duero fue motivo de disputa entre cristianos y musulmanes durante los siglos IX, X y XI. Fue repoblada en el año 912 por el Conde castellano, Gonzalo Fernández. Años más tarde, Abderramán III la recupera para Córdoba. Décadas más tarde, Fernán González, recupera de nuevo la plaza para los cristianos y la vuelve a perder de nuevo. Es en el siglo XI cuando definitivamente pasa a manos de los cristianos. El Castillo data del siglo IX y fue construido por los árabes, que lo utilizaron como defensa contra los cristianos (hoy presenta un aspecto ruinoso). En 1187 se celebran en la villa las primeras Cortes de Castilla. Su periodo de máximo esplendor lo alcanza en el siglo XIII (tenía ya unos 3.000 hab.) y desde aquí comenzará su decadencia. En el siglo XX y debido a la industrialización comienza a aumentar su población hasta límites anteriores.

 

 Pintura en la Iglesia de Nuestra Señora del Rivero (foto tomada de un folleto)

 

En cuanto a sus monumentos podemos destacar dos joyas del Románico: San Miguel y Nuestra Señora del Rivero, ambas con dos magníficas galerías porticadas.

La Iglesia de San Miguel, románica del siglo XI, posee un canecillo con una fecha inscrita: 1081. Se cree que ésta fue la primera iglesia con una galería porticada en España. Ha sido declarada Monumento Histórico Artístico Nacional. La iglesia está formada por una sola nave con cubierta de madera, la cabecera (ábside) es semicircular y la galería porticada posee siete arcos de medio punto que podrían representar las 7 primeras iglesias de la antigüedad. También posee una torre de piedra y ladrillo adosada al muro norte y de construcción posterior. Su construcción es algo ruda y presenta imaginería musulmana, sobre todo en los canecillos.

 La Iglesia de Nuestra Señora del Rivero data de principios del siglo XII. Los motivos ornamentales son parecidos a los de la iglesia de San Miguel: toscos animales, personajes morunos, etc. La fábrica es de sillería. La Iglesia de Nuestra Señora del Rivero fue declarada Bien de Interés Cultural en mayo de 1996. Posee una única nave, presbiterio, cabecera semicircular y galería porticada orientada al sur. En el exterior observamos una espadaña sobre la nave. Al ábside sólo se puede acceder desde el interior para contemplar lo que durante siglos estuvo oculto por una construcción posterior, lo que ha permitido conservar su extraordinaria decoración en su vano. Tiene una portada de triple arquivolta con arco de medio punto. La galería porticada está compuesta por nueve arcos de medio punto. En el siglo XVI se incorporó a la galería porticada un arco sepulcral con arco plateresco donde yace Vidas Pascual, a quien corresponde la leyenda del Vado de Cascajar. En dicho sepulcro están escritas las palabras “Aquí yace Vidas Pascual que el oyendo la aquí misa lidian sus armas”.

 

Iglesia de Nuestra Señora del Rivero

 

Otros monumentos destacables son:

Parque Temático del Románico: esteparque de reciente creación se halla situado a 2,5 km de San Esteban en el paraje conocido como “Molino de los Ojos“. Para llegar a él debemos seguir un paseo que recorre la margen derecha del Río Duero. En él podemos contemplar las maquetas de los monumentos más representativos del románico en Castilla y León: San Juan de Rabanera de Soria capital, Claustro del Monasterio de Santo Domingo de Silos de Burgos, Basílica de San Vicente de Ávila, San Millán de Segovia, Santa María la Antigua de Valladolid, San Tirso de Sahagún de León, la Colegiata de Toro de Zamora, San Marcos de Salamanca y San Martín de Frómista de Palencia.

Ecomuseo Molino de los Ojos: está situado al igual que el Parque del Románico en un paraje natural  denominado “Molino de los Ojos”. El edificio es original y data de 1784.  Es un viejo molino harinero que en su día fue rehabilitado por una Escuela Taller y que en la actualidad acoge las instalaciones de un Ecomuseo,  al lado hay un Centro de Actividades Rurales construido con mano de obra fundamentalmente femenina gracias a un Taller de Empleo. El paisaje es de una belleza extraordinaria sobre todo en otoño cuando las hojas de los sauces y de los chopos amarillean. El nombre es debido a los numeroros manantiales que rodean la zona.

Plaza Mayor de la Villa: de forma cuadrada y con construcciones con soportales. A un lado se encuentra el Ayuntamiento construido en los años 90 a imitación de uno más antiguo (1629) que ocupó el mismo lugar. Destacan también los soportales de la Plaza Mayor y alrededores, catalogados como de interés histórico o arquitectónico.

Arco de la Villa, era la puerta de entrada de la antigua muralla y hoy es el principal acceso a la Plaza Mayor.

Castillo Medieval y Puente Romano. El Puente Romano era uno de los pocos puentes que cruzaban el Río Duero en la Edad Media. Esta zona era frontera entre la zona cristiana y Al Andalus. Tiene 16 ojos.

La Calle Mayor, atraviesa lateralmente la Plaza. Está formada por galerías porticadas y edificios blasonados con escudos pertenecientes a las familias nobles de la villa.

Aquí os dejo un enlace a un vídeo de San Esteban muy interesante.

 

http://www.youtube.com/watch?v=wVFfZIVW7io

 

Todos los años en Agosto se celebra un Mercado Medieval. San Esteban de Gormaz es una localidad muy ligada al Cid Campeador, en el Cantar se la nombra varias veces y ello hace pensar que el autor anónimo del Cantar pudiese haber nacido aquí o ser de los alrededores, además tiene un gran conocimiento de la toponimia del lugar. El poema se refiere a los habitantes de San Esteban como mesurados y prudentes, también aquí es donde se cuida a las hijas del Cid (Doña Elvira y Doña Sol), después de la Afrenta de Corpes.

 

A la mañana siguiente  se pone a cabalgar,  (394)

ya se sale de la tierra  el Campeador leal;

a la izquierda San Esteban, una buena ciudad,

a la izquierda Alilón, la de las torres, que de moros es lugar.

 

Pasó por Alcubilla, que de Castilla el fin es ya;

 la calzada de Quinea la fue a atravesar, (400)

junto a Navapalos el Duero va a pasar,

en la Higueruela mio Cid fue a acampar;

se le va acogiendo gente de todas partes.

 

Es en la tercera parte del Cantar donde más se alude a San Esteban de Gormaz.

San Esteban es una localidad donde abundan las bodegas ya que está enclavada al inicio de la zona denominada Ribera del Duero. Las bodegas se encuentran en su mayoría a los pies del Castillo. Hace unos años se restauró un antiguo Lagar comunal (entre el Castillo y la Iglesia de San Miguel), en el que se conservan difertentes aperos y utensilios empleados en la fabricación del vino. A finales de Septiembre y cerca del Puente del Pilar suele celebrarse la Fiesta de la Vendimia, así que ésta puede ser una buena ocasión para visitar la localidad. Tiene una Bodega Cooperativa denominada Bodegas  Gormaz.

Y ya que estamos por la zona no podemos dejar de visitar los diferentes pueblos que forman el municipio ya que poseen iglesias rurales de singular belleza y podemos llevarnos más de un sorpresa (templos parroquiales de Miño de San Esteban, Rejas de San Esteban (con dos iglesias: San Martín y San Ginés), Andaluz y la Ermita de San Miguel de Gormaz.
Tampoco debemos dejar de visitar la Fortaleza Califal de Gormaz, enclavada en un alto y desde la que se domina buena parte de la provincia.

Anuncios

Calatañazor y su sabinar

7 Jul

Calatañazor está situado al noroeste de la provincia de Soria, a 33 km. de la capital. Para llegar tomaremos la N 122 de Soria a Valladolid y después cogeremos un desvío hacia la carretera SO P 5026. El municipio está formado por Calatañazor y las aldeas de Abioncillo  y Aldehuela de Calatañazor. El pueblo se halla situado sobre la cima de una gran roca, por lo cual la vista hacia el Valle de la Sangre es maravillosa. En su parte suroriental se encuentra una pared rocosa con un escarpe impresionante, la villa medieval no necesitaba murallas por esta parte debido a la elevación del terreno. Al fondo del escarpe se encuentra el río Milanos que ha ido formando una extraordinaria hoz. Viniendo desde Muriel de la Fuente accedemos a la parte baja de la villa. Las murallas que guarnecen la población por este flanco y el castillo que aún luce sus ruinas altanero, otorgan al conjunto ese peculiar aspecto de gran fortaleza que lo caracteriza.

Gerardo Diego quedó impresionado por la belleza del lugar y le dedicó estos bonitos versos:

 Azor, Calatañazor,
juguete.
Tu puerta, ojiva menor,
es tan estrecha,
que no entra un moro, jinete,
y a pie no cabe una flecha.

Descabalga, Almanzor.
Huye presto.

Por la barranca brava,
ay, y cómo rodaba,
juguete,
el atambor.

 

 

La villa fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1962. El casco urbano se estructura en torno a una empinada calle que ejerce de eje vertebrador, al final de la calle encontramos la Plaza Mayor donde podemos visitar el Rollo medieval símbolo de la villa. En el entorno también encontramos las ruinas del Castillo , el Ayuntamiento y la Iglesia principal del pueblo cuyo ábside hace de muralla.

Las calles están empedradas con cantos rodados y las casas están construidas con materiales pobres, el entramado es de barro con toscos maderos de sabina al exterior. Las chimeneas de las casas tienen forma cónica y están recubiertas también con tejas en el exterior, ésta es la típica construcción de chimeneas sorianas. La calle está rodeada de casas con soportales y algunas puertas de cuarterón.

 

 

La etimología del nombre de Calatañazor parece provenir del árabe “Qalat al-Nusur”, que puede ser traducido por “Castillo del azor” o “Castillo de los buitres”. Pero el origen de la villa no es árabe, el primitivo poblado se remonta a diez siglos atrás y no en este emplazamiento, sino en un cerro a 1 km. de distancia  y su nombre era Voluce (arévacos), aquí se han encontrado restos celtibéricos.

 

 

Las 3 tumbas antropomorfas que aparecen excavadas en la roca en la base del castillo, pueden ser de época visigótica y son  visibles desde arriba y accesibles por la vega. En el siglo VIII se extendió por España el dominio musulmán que alcanzó, también, a estas tierras. En el verano del año 1002, Almanzor volvía de sus campañas militares por tierras riojanas de San Millán, estaba enfermo e iba camino de Medinaceli, tras pasar el Portillo de Cabrejas fue a parar a campo abierto, frente al peñasco de Calatañazor. Se cree que el Conde de Castilla, Sancho García, derrotó a Almanzor en este lugar  y que éste murió en Medinaceli. En la Edad Media siguió conservando su importancia y fue visitado en alguna ocasión por Alfonso X el Sabio.

La iglesia principal de Calatañazor es la Iglesia de Nuestra Señora del Castillo, tiene una portada románica con tres arquivoltas ligeramente apuntadas, pero el resto del templo es gótico. El retablo  mayor es de finales del siglo XVI principios del XVII y en su interior guarda un pequeño museo.

La Ermita de la Soledad es la segunda iglesia del pueblo y se encuentra extramuros, ha sido restaurada y conserva un bonito ábside románico y una puerta sin tímpano. También se pueden encontrar las ruinas de la Ermita de San Juan Bautista.

 

 

En cuanto al Castillo es del siglo XIV o XV. Tan sólo queda en pie la torre del homenaje y algunas ruinas de la muralla. Este Castillo-Palacio fue solar de la familia Padilla.  En cuanto a la muralla podemos decir que se encuentra bien conservada, todavía se pueden contemplar varios cubos.

En las calles de Calatañazor rodó Orson Wells su película “Campanas a medianoche”, una placa colgada en una de sus calles recuerda este hecho.

En el término municipal de Calatañazor y al Sur de la Sierra de Cabrejas tomando la carretera que lleva hasta Muriel de la Fuente, se encuentra una de las mayores masas forestales de sabinas de España. Fue declarado Reserva Natural el 11 de julio de 2000. Ocupa más o menos 32 Ha. Este bosque acogedor y longevo contiene una de las escasas masas de sabinas albares (Juniperus thurifera) de porte arbóreo y gran altura. Algunas de ellas llegan a medir 14 m. de alto y 5 m. de perímetro, algunas incluso tienen mayor tamaño (20 m.). También puede considerarse como uno de los mejores bosques de sabinas conservados del planeta, debido a un  uso respetuoso por parte del hombre, ha sido utilizado como dehesa y,  a la existencia de un  suelo mejor en el fondo del valle que ocupa, que en los terrenos de paramera típicos sobre los que se asienta generalmente. La sabina albar crece en terrenos pobres y calcáreos y está muy adaptada al frío del invierno, a la altitud (1.000 m) y a las escasas precipitaciones. Tiene un gran valor ecológico ya que sus bayas alimentan en los crudos meses de inviernos a diferentes aves como zorzales, cuervos y urracas.

En el matorral que crece junto a las sabinas, destacan las comunidades de  enebros o jabinos (Juniperus communis ssp. hemisphaerica), estepa, lavándula, espliego, cantueso, tomillo, mejorana, ajedrea, biércol, etc.

Cerca del sabinar y cogiendo la carretera que lleva a Muriel de la Fuente encontramos el Monumento Natural de la Fuentona. En el pueblo de Muriel de la Fuente y rodeado por tierras de labor también se enceuentra el Centro de Interpretación Casa del Parque del Sabinar y La Fuentona, en alusión al Sabinar de Calatañazor. Este centro ocupa el lugar de un antiguo palacio denominado Palacio de Santa Coloma y que ha sido rehabilitado para tal fin. Los condes de Queralt eran unos nobles tarraconenses que por distintas alianzas matrimoniales emparentaron con nobles sorianos.

Ya que estamos inmersos en la visita del sabinar podemos conocer todo el Sabinar de la Sierra Cabrejas del que forma parte el sabinar de Calatañazor. Ha sido declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).


Este mes casi se me olvidaba poner los refranes:

Que te bendiga julio, si mayo no pudo.

Aunque raras, muy violentas son por julio las tormentas 

Las Candelas y San Blas en San Leonardo de Yagüe

3 Feb

Siguiendo con los refranes este mes hay algunos bastante interesantes: “Por San Blas la cigüeña verás, sino la vieres año de nieves” y  “En febrero busca la sombre el perro, a finales que no a primeros”.

Este mes la ruta que os propongo discurre por la población de San Leonardo de Yagüe.  Para llegar al pueblo debemos coger la N-234 que parte de Soria con dirección a Burgos. El día 2 de febrero se celebra La Virgen de las Candelas, el día 3 San Blas, el día 4 Los Capones (rotura de cántaros por los niños de la localidad) y para terminar el día 5 se celebra Santa Águeda (las mujeres se visten de serranas y tienen  el mando del pueblo nombrando una alcaldesa). Los días 2 y 3 el grupo de danzantes de la localidad representa “Las danzas del paloteo”, éstas son un recuerdo de los ritos y danzas celtibéricas. Durante la misa entran en la iglesia dos bobos, un abanderado y ocho danzantes portando palos y coberteras a modo de escudos. Al finalizar la misa comienzan las danzas, once en total y más tarde tiene lugar la procesión. Estas danzas tienen un origen remoto y entroncan con las “espata-dantza” y las “brokel-dantza” de la tierra vasca. Se cree que se han sustituido las primigenias espadas por los palos actuales.

Aquí os dejo un enlace a youtube donde podéis ver un vídeo grabado por TVSoria:

 

http://www.youtube.com/watch?v=4L1hITb_vD0&feature=related

 

 San Leonardo de Yagüe es un municipio de la provincia de Soria, próximo al Parque Natural del  Cañón del Río Lobos y enclavado en la Comarca de Pinares a 49 Kms de Soria y a 90 de Burgos. Está situado al sur de las Sierras de la Demanda y Urbión y es una villa serrana y pinariega y por ello su economía está basada en la transformación de la madera y el turismo. Es un centro industrial que da trabajo a mucha gente de la provincia de Soria y también de la de Burgos. El municipio comprende también el despoblado de Arganza (desde el siglo XII, por una carta de privilegio de Alfonso VIII) al cual se llega siguiendo la carretera que lleva a Santa María de las Hoyas (SO 934). La iglesia de Arganza es de finales del siglo XII y está dedicada a San Juan Degollado, a pesar de que tiene elementos románicos (galería porticada hoy cerrada y formando el muro sur y arco de la puerta) está muy reformada.

 

Iglesia de San Leonardo de Yagüe

 

La historia de San Leonardo se remonta a la antigüedad ya que posee restos prehistóricos hallados en varios yacimientos pertenecientes al Paleolítico (cuevas del Cañón del Río Lobos), Neolítico, Bronce  y Edad del Hierro. También se pueden encontrar varios castros celtas del siglo VI a. de C. como “El Castro del Arenal” situado al sur en el cerro Valdevalero. También se han encontrado restos prehistóricos en el Cerro de San Cristobal. Por el lugar pasaba una calzada romana secundaria que iba de Quintanar de la Sierra a Uxama.

Entre los siglos X y XI se creó el pueblo cerca de un hospital de peregrinos de monjes benedictinos y se le impuso el nobre de un monje francés San Leonardo. En la Edad Media  confluían numerosas “rutas jacobeas” transitadas por peregrinos que acudían a Santiago, después de haber visitado el Monasterio de  Santo Domingo de Silos. En el siglo XIII, la Villa pasó a pertenecer al Real Monasterio de San Pedro de Arlanza. En el año 1562 el pueblo fue vendido a Don Juan Manrique de Lara y a su mujer Doña Ana Fajardo, quienes entre los años 1563 y 1567 comenzaron las obras de construcción de un gran  palacio-fortaleza. Fue su hijo Don Antonio quien sobre el año 1604 concluyó dicha obra. Actualmente el castillo pertenece a San Leonardo de Yagüe, donado por la actual Duquesa de Alba. Ésta posee el título de Marquesa de San Leonardo.

 

 

En cuanto a los monumentos más destacados encontramos el Arco Medieval (Puerta de Aranda) que era una de las tres puertas que daban acceso al recinto amurallado y salida  hacia Aranda de Duero y El Burgo de Osma y la única que se conserva. Atravesando el arco nos dirigimos hacia el Castillo-fortaleza situado en la parte más alta del pueblo y con unas vistas preciosas. Como ya he comentado anteriormente fue construido por Don Juan Manrique de Lara. Se trata de una fortaleza abaluartada de época renacentista, de planta cuadrada, patio interior y dos plantas. Este castillo sirvió de inspiración a los castillos abaluartados de América. Posee cuatro baluartes en sus cuatro esquinas. En el centro del pueblo y cercana  al Ayuntamiento, en la carretera que viene de Soria encontramos la Iglesia parroquial del siglo XVII, dedicada a San Leonardo, patrón del pueblo. La fachada es de una época anterior, está construida con piedra de sillería y rematada con un triángulo. En su interior se pueden admirar varios retablos, un ecce-homo atribuido a Gregorio Fernández  y una colección de platería. También podemos visitar las tres ermitas: de la Virgen de la Vega (junto a la carretera de Casarejos), de San Blas y de las Angustias. Siguiendo la N-234 dirección Hontoria del Pinar encontramos la plaza del ayuntamiento y un poco más allá las típicas casas pinariegas con balcones de madera.

 

 

En cuanto a las fiestas ya hemos nombrado San Blas, las Candelas y Santa Águeda en febrero, Santa María Magdalena y Santiago del 22 al 25 de julio y San Leonardo Abad el 6 de noviembre. Por San Leonardo atraviesa el camino Castellano-Aragonés (que va desde Gallur hasta la provincia de Burgos) que en Soria toma el nombre de Camino de Santiago Soriano.

Saliendo de San Leonardo hacia Burgo de Osma (SO P 920) nos topamos con el pueblo de Casarejos. Al igual que San Leonardo está enclavado en la zona de pinares y a una altura de 1.100m., por lo que los inviernos son bastante fríos. Es destacable su arquitectura popular formada por la típica casa pinariega con chimenea cónica, balcón de madera y entramado de adobe. Fue miembro al igual que otros pueblos de la zona de la Real Cabaña de Carreteros. Tiene ayuntamiento propio y 2 ermitas (San Roque y Nuestra Señora de las Angustias) así como una iglesia parroquial con advocación a San Ildefonso.

La matanza y visita al Burgo de Osma

1 Ene

Como dice el refrán “En enero, bufanda, abrigo y sombrero”, así debes vestir si pretendes visitar Soria en ésta época, ya que suele ser uno de los meses más fríos del año, tampoco te olvides de los guantes. Y así pertrechado ¿Quién dijo frío?

El origen de la matanza del cerdo se remonta a tiempos remotos, ya los Celtíberos eran grandes consumidores de ganado porcino y conservaban la carne del cerdo sacrificado en sal y la secaban al frío o al humo. Ésta solía realizarse en los meses de Diciembre y Enero, ya que para curar la carne se necesita que el tiempo sea seco y frío pero sin helar demasiado para que no se curen muy deprisa los chorizos.

Tengo muchos recuerdos de mi infancia y uno de ellos es la matanza, ésta era parecida a una fiesta (con esto no quiero herir sensibilidades ya que el cerdo servía de manutención para todo el año) y juntaba a todos los miembros de la familia. Por la mañana temprano la dueña sacaba al cochino (en ayunas durante la noche anterior) del cortijo con el sonido de un palo y un caldero de metal. Éste viendo lo que se avecinaba pegaba unos gruñidos horribles, yo a veces me escondía en la habitación porque me daba mucho miedo. Una vez sacado del cortijo se le agarraba de la mandibula con el gancho que llevaba el matarife y se le ponía encima del poyo o del banco de madera para matarle. El matarife era el encargado de dar muerte al cochino, los presentes le sostenían por las patas y las mujeres recogían la sangre en la gamella que habían preparado la noche anterior para hacer morcillas (sangre caliente, cebolla picada, pan partido en rebanadas muy pequeñas y remojadas la noche anterior con agua y un poco de sal, arroz, anises, manteca, canela, etc.), removiendo continuamente para evitar que se cuajara. Una vez muerto el animal se procede al socarrado, para ello se hace un fuego en el suelo con paja y a veces con aliagas y se pone encima al cerdo, la función del socarrado es quemar el pelo. Una vez hecho ésto se vuelve a subir el cerdo al banco de madera y con agua se le va raspando ayudado de un cuchillo, de una corbetera (tapadera del puchero) o una piedra áspera. Después se abría el cerdo para sacarle las tripas, los pulmones y el hígado, etc. y se le colocaba vertical en una escalera para que se oreara durante toda la noche. Al día siguiente se le estazaba (con una hacho se le sacaba el espinazo y después los lomos, los jamones y las paletas).

El día de la matanza se llevaba un trozo de carne al veterinario (al no vivir en el pueblo tardaba un día o más) para que comprobase que no tenía la triquina. La comida de éste día (como no podía comerse carne), estaba compuesta por hígado con tomate. Antes de la comida todos los que habían participado en la matanza bebían aguardiente, moscatel y se comían pastas.

Escribiendo me han venido a la mente una infinidad de recuerdos, sobre todo recuerdos olfativos: el olor a canela, a cebolla, a sangre y sobre todo el mal olor de las tripas recién sacadas del cerdo. Ese día era alegre porque se reunía la familia y todo el mundo estaba contento, lo único que no me gustaba era el hígado de la comida.

Esta costumbre se ha perdido en casi todos los pueblos ya que resulta muy laborioso realizar todas estas faenas y las mujeres y hombres de hoy en día no estamos dispuestas a realizarlas. En algunos lugares se siguen haciendo con fines turísticos como las Jornadas de la Matanza en el Burgo de Osma declaradas de interés turístico nacional.

Y ya que estamos aquí porque no damos un paseo por la villa de El Burgo de Osma (nombre oficial Burgo de Osma-Ciudad de Osma), cabecera del partido judicial de El Burgo de Osma, forma parte de la Diócesis de Osma. Declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico Artístico. Su origen está en Uxama (en el Cerro Castro), ciudad arévaca y posteriormente romana que dio lugar a la Ciudad de Osma. Tras la dominación musulmana y la restauración de la diócesis en el año 1101 por San Pedro de Bourges (San Pedro de Osma) se formó El Burgo de Osma, al ser elegida como sede catedralicia  un monasterio situado en la margen izquierda del río Ucero.

La población bien merece una visita a pie, detente en sus soportales porticados y admira las bellas tiendas que se asientan en la Calle Mayor y si te apetece compra algunas de las delicatessen que se ofrecen en los escaparates: alubias del Burgo, morcillas de arroz y de postre harinados.

Casas de los párrocos junto a la Catedral

Enlace a un vídeo turístico de El Burgo de Osma.

http://www.youtube.com/watch?v=ViBfWN7t1q0

Universidad de Santa Catalina

Podemos empezar la visita por la zona norte del pueblo (viniendo de Soria por la N-122 a mano derecha), encontramos el Hospicio del año 1785 cuya función era Casa de la Misericordia, hoy es conocido como Residencia San José, y la Plaza de toros del año 1905 y estilo neomudéjar. Si volvemos a la N-122 nos encontramos con el bello edificio de la Universidad de Santa Catalina que fue fundada en el siglo XVI por Pedro Álvarez de Acosta. La fachada es de estilo plateresco y posee un patio renacentista con una impresionante escalinata. Hoy en día es sede del Hotel Termal Burgo de Osma.

 

 Plaza Mayor

A partir de aquí cruzaremos la N-122 y nos encaminaremos en dirección a la Plaza Mayor, plaza típica castellana que alberga el Hospital de San Agustín de estilo barroco y hoy centro cultural de la villa (biblioteca, oficina de turismo, salas de exposiciones) y el Ayuntamiento también de estilo barroco. Bajando por la Calle Mayor y por sus famosos soportales nos encontramos con el Palacio Episcopal de estilo gótico tardío y actual sede del archivo diocesano. Al finalizar la calle nos topamos con la Plaza de la Catedral donde podemos encontrar las casas porticadas que antiguamente eran propiedad de los canónigos y la joya de El Burgo: La Catedral. Se empezó a construir a principios del siglo XII en estilo románico pero al quedarse pequeña se demolió y se construyó otra en estilo gótico, de la antigua catedral sólo quedan restos románicos en el muro sur del claustro (de estilo gótico flamígero) y en algunas estancias. En torno al claustro se encuentra el Museo Catedralicio en el que se exponen documentos, cantorales, orfebrería, retablos, etc, de la catedral y de la provincia soriana. La torre es barroca, el retablo mayor renacentista es obra de Juan de Juni y Juan de Picardo, la Capilla del Venerable Palafox es del siglo XVIII, construida con mármoles de la zona de Espeja y hay una escalinata renacentista en la capilla de San Pedro de Osma. En la Sala Capitular se guarda el sepulcro gótico de piedra policromada de San Pedro de Osma. Y como joya bibliográfica encontramos  la copia de los Comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana del año 1086 (en la Capilla Mayor). Detente a admirar las rejerías, la orfebrería, la escultura románica del Santo Cristo de los Milagros y la imagen románico-gótica de la Virgen del Espino (patrona de los burgenses).

 

 Catedral de El Burgo de Osma

La catedral fue escenario en el año 1997 de la exposición “Las Edades del Hombre” y en el 2003 de una exposición de cantorales procedentes del desaparecido Monasterio Jerónimo de Santa María de Espeja en Guijosa.

Al salir de la catedral cruzaremos la Puerta de San Miguel y atravesaremos el puente sobre el río Ucero para contemplar los restos de la muralla. La muralla encierra el núcleo medieval burgense, fue levantada por el obispo Pedro de Montoya en el siglo XV.

Otros edificios que merece la pena visitar son el Convento del Carmen cerca de la Puerta de San Miguel con un espléndido órgano francés del año 1875al lado está el Parque de El Carmen con 42 especies de árboles, donde se puede admirar la confluencia de los ríos Ucero y Abión y por el puente de las Tenerías acceder a la Hoz del Abión que os sorprenderá por su belleza, siguiendo río arriba, pasamos por el pozo de la Peña camino del puente de la Tejada. Por el recorrido contemplamos el Castillo de Osma, la cruz del siglo, la pared finita, los ojos del buho, etc. No os perdáis el Seminario bajo el patronazgo de Carlos III, obra de Luis Bernasconi, ayudante de Sabatini.

 

Castillo de Osma

 Castillo de Osma

Aquí os dejo un enlace al mapa de El Burgo de Osma.

Paseo de La Güera

También es interesante la iglesia de Santa Cristina en la Ciudad de Osma junto al puente medieval que cruza el río Ucero donde se custodian las reliquias de Santa Cristina y pasear por el paraje de La Güera.

 

Río Abión

Río Abión