Tag Archives: Semana Santa

Semana Santa en Alcoba de la Torre

21 Mar

Para este mes de marzo los refranes más adecuados son los siguientes:

De marzo no te fíes que es traidor, tan pronto frío como calor.

Seco marzo, lluvioso mayo.

 

Una buena opción para Semana Santa es acudir el Viernes Santo (6 de abril) al anochecer, a la representación por los vecinos de Alcoba de la Torre de “La Carrera”. Alcoba de la Torre es una localidad situada al noroeste de la provincia de Soria y perteneciente al municipio de Alcubilla de Avellaneda. Para llegar podemos coger la carretera SO 934 en San Leonardo de Yagüe o la BU 934 en  Peñaranda de Duero, Burgos (13 km.).  Está enclavado en la margen derecha del Río Pilde que desemboca en el Duero. La villa fue castigada por Almanzor en el año 985 por sublevarse y casi la destruye en el año 989.

En cuanto a su patrimonio artístico podemos destacar la Iglesia Parroquial de San Román, Ermita de la Virgen de la Soledad. También posee una Fortaleza o castillo con torre cuadrada a la que posteriormente se le añadió un recinto murado con patio interior. Casa de la villa recientemente restaurada. Por Alcoba de la Torre pasa una Vía Romana o Camino de los Moros (es apreciable entre Alcoba y Alcubilla de Avellaneda) y el  Camino del Cid.

 

Fortaleza de Alcoba  de la Torre

 

Iglesia de San Román

 

La Carrera es la tradicional representación de la Pasión  y muerte de Jesucristo en la Cruz. Se celebra al anocher en un escenario natural entorno al Castillo. Todo el entorno está alumbrado con unos potentes focos. Este año ya van por la XVI edición. Los primeros datos de la Carrera se remontan a 1908, dejó de celebrarse en 1936 con el estallido de la Guerra Civil, volvió entre 1945 y 1955,  y tras un paréntesis de 42 años se volvió a recuperar con mucho esfuerzo y tesón (1997) por los vecinos de la localidad. El texto fue recuperado por la Asociación  Cultural el Castillo. En la escenificación teatralizada, participan un centenar de personas de la localidad (personas que viven normalmente en el pueblo y otras que tienen lazos allí). Se hacen dos grandes hogueras y los actores van ataviados con vestidos de la época.

 

 

La Carrera comienza en el Castillo y acaba con la crucifixión en las Eras. Está formada por seis cuadros: el primero en el Huerto de Getsemaní, el segundo en Casa de Anás, el tercero ante Pilatos, el cuarto es el Camino que recorre Jesús hasta el Monte de la Calavera, el quinto representa la Crucifixión de Cristo y el sexto cuadro representa el descendimiento de la Cruz.

 

 

No os olvidéis de que por la noche en Soria suele hacer bastante frío. El escenario natural, la iluminación, los trajes de los actores, las antorchas, todo impone, es una representación hecha con sentimiento. Merece la pena que os acerquéis a este bonito pueblo de la provincia de Soria.

Aquí os dejo una de las puestas de sol más bonitas que he visto (Alcoba de la Torre. Semana Santa 2011).

 

La Semana Santa en Soria

10 Abr

En cuanto a los refranes de este mes: En abril aguas mil y todas caben en un barril. Cuando truena en abril, el labrador es feliz. El invierno no ha pasado hasta que abril no haya acabado.

 

 La Sierra de Hontoria vista en primavera

 

A pesar de no ser tan conocida como la Semana Santa de Zamora o Valladolid es bastante popular y ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico regional la de Soria y la de El burgo de Osma así como las procesiones de Viernes Santo de Ágreda y Alcoba de la Torre, donde se escenifica La Pasión de Cristo desde la Oración en el Huerto hasta el Descendimiento de la Cruz, recorriendo durante más de una hora los sitios más emblemáticos del pueblo.

En Soria la Semana Santa está cargada de sobriedad y simbolismo, tiene ese carácter serio de la tierra castellana y un hondo sentimiento. En los pueblos más importantes así como en la capital hay bandas de tambores y cornetas. La devoción es grande e íntima y al igual que en otras provincias las Cofradías tienen un papel muy importante, en Soria ciudad hay 8. El orígen de las cofradías es del siglo XIX aunque ya se tiene noticias de ellas en el siglo XVI.

En Espeja de San Marcelino después del Miércoles de Ceniza comenzaba la Cuaresma (durante los viernes no se podía comer carne). Cada domingo antes de Semana Santa las niñas sacaban un crucifijo e iban a pedir por las casas (costumbre hoy perdida). Cada domingo tenía un nombre y unas canciones diferentes.

La Semana Santa comenzaba el Domingo de Ramos (que era cuando terminaba la Cuaresma), antes de la misa se bendecían los ramos de romero, cada persona cogía uno y después se salía en procesión hasta la fuente y se volvía a misa.

Jueves Santo: antes de que llegase este día se tapaban casi todas las imágenes con telas moradas . Este día también se producía el lavatorio de los pies, tan sólo se lavaba uno de ellos, para conmemorar la Última Cena de Jesús.

Viernes Santo:  como en estas fechas no se podía tocar las campanas, la llamada a los actos religiosos se hacían con las carracas, algunas de gran tamaño, que los chavales tocaban por las calles. Por la mañana se celebraba el Vía Crucis dentro de la iglesia, con paradas en todas las estaciones para recordar la Pasión de Cristo. Los Oficios se realizaban por la tarde. Mi padre me ha contado que este día y quizás alguno más se celebraban Las Tinieblas (se hacía por la noche). Los pastores acudían a la iglesia provistos de cachabas para golpear en el suelo produciendo un ruido ensordecedor. Antes de producirse las tinieblas había varios cirios encendidos y se iban apagando de uno en uno hasta que todo se quedaba en tinieblas (hoy día está perdido). Mientras se producían las tinieblas se iban recitando unos Salmos en latín, la duración era de aproximadamente 2 horas. La Carrera es otra tradición muy antigua hoy perdida.

Sábado Santo o Sábado de Gloria: Este día se bendecía el agua y la gente se lo llevaba a su casa.

 

Las Eras de Espeja

 

Domingo de Pascua: Éste era uno de los días más importantes del año. Es un día de gozo ya que Jesús ha resucitado.  Para conmemorarlo se realizaba y se sigue realizando La Procesión del Encuentro. Hombres y mujeres recorren dos trayectos diferentes, las mujeres llevan en andas a la virgen Dolorosa por detrás de la Clínica y los hombres por la carretera hasta juntarse en La Cruz. En Espeja la virgen es la Virgen del Rosario. Tras el encuentro de madre e hijo se subasta la retirada del manto de luto de la virgen, que significa la Resurrección de Jesucristo. Y se canta esta canción a la persona que retira el manto:

 

Pasa, pasa solterita, (o casadita, si está casada)

pasa sin temor de nadie,

que vas a quitar el luto,

a una señora muy grande.

 

El Domingo de Pascua también era costumbre que la niña más joven llevase en la procesión un ramo de pino adornado con naranjas y rosquillas, es el llamado Ramo de Pascua. Antes de salir de la iglesia la niña cantaba esta canción para infundirse valor:

 

Aunque soy la más pequeña,

y tengo poco valor,

el señor cura del pueblo,

me echará la bendición.

 

Para poder comenzar la procesión se cantaban una serie de canciones: las mujeres cantaban lo siguiente al señor cura:

 

Salga, salga señor cura,

salga de la Sacristía,

a decirnos una misa,

según lo requiere el día.

 

De la Sacristía sale,

el que misa va a decir,

el que representa a Cristo,

al tiempo de consumir.

 

Tenga muy felices pascuas,

el señor cura el primero,

los señores de justicia,

recíbalos todo el pueblo.

 

De los pozos sale el agua,

de los huertos la verdura,

de la Virgen del Rosario,

sale toda la hermosura.

 

Al volver a la iglesia y delante de la puerta se subastan los bandos, normalmente suelen ser las mujeres las que pujan por ellos o sus maridos, y también son ellas las que introducen a la virgen a la iglesia.